Gasteria verrucosa: Características y cultivo

0

Por Ruben | Seccion Plantas | 17-10-2017

La Gasteria verrucosa es una planta suculenta perteneciente a la especie carinata, nativa de Sudáfrica, cuyas hojas de particular aspecto y su mejor adaptación a condiciones de luz relativamente bajas la convierten en una interesante alternativa como planta de interior.

Se trata de una planta herbácea perenne, cuya altura habitual ronda los 7 a 10 centímetros, aunque hay ejemplares capaces de crecer hasta los 30 centímetros. Sus hojas son dísticas, lanceoladas, de color verde sin brillo, con los bordes engrosados en ambos lados, la cara cóncava en la parte inferior. Sus superficies están cubiertas con muchos diminutos tubérculos blancos.

Las flores de la Gasteria verrucosa hacen su aparición durante la primavera, colgadas y reunidas en un largo racimo, lucen brácteas lanceoladas y pueden ser de color rojo o verde.

En cuanto a las condiciones de cultivo más adecuadas para esta suculenta, se recomienda una buena exposición a la luz brillante, pero no a la luz solar directa, ya que esta última puede afectar la coloración definitiva de su follaje (hojas amarillas o blancas por lo general son indicadores de que la planta está recibiendo demasiado sol).

El riego de la Gasteria verrucosa debe realizarse de manera uniforme y generosa en el transcurso del verano, dejando que el sustrato se seque entre aplicaciones de agua. En el invierno, es conveniente reducir el riego a cada dos meses, pero no detenerlo completamente. Nunca debe permitirse que se acumule agua entre las hojas.

Respecto de la temperatura, esta planta suculenta disfruta vivir en zonas donde se registran veranos cálidos. Gracias al calor, sus hojas pueden adquirir un tono más brillante y claro, y las flores suelen desarrollarse con más fuerza y colorido. También pueden crecer y desarrollarse en áreas con climas fríos, siendo capaz de resistir hasta 0°C si la tierra está seca.

Sobre las condiciones del suelo, se aconseja utilizar tierra para cactus o en su defecto se puede recurrir a una mezcla de tierra para macetas con arena para asegurar un drenaje más rápido. Se puede abonar durante la temporada de verano en crecimiento con un fertilizante para cactus. No es bueno aportarle fertilizante durante el invierno.

Gasteria verrucosa: Propagación

La Gasteria verrucosa se puede propagar por separación de los hijuelos de la planta madre o de cortes de la hoja. Al tomar los esquejes se recomienda utilizar un cuchillo o tijeras podadoras afiladas y cortar lo más cerca posible del tallo madre como sea posible tratando de incluir algo de las raíces. A continuación, las piezas extraídas se dejan secar brevemente antes de proceder a su trasplante a macetas más pequeñas, llenas con el mismo suelo que la planta madre.

Las nuevas pequeñas plantas se ubican en un lugar cálido y brillante, teniendo cuidado de mantener el riego adecuado.

Plantas acuáticas: Nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali)

0

Por Ruben | Seccion Acuaticas | 11-10-2017

Se conoce como nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali) a una planta acuática del género Nymphaea, originaria de  los cursos tranquilos de agua y los estanques en las regiones templadas del sur y el este de Asia, muy apreciada para ornamentar estanques y jardines gracias a sus atractivas flores y a su capacidad para crecer sin dificultades incluso en lugares con aguas contaminadas.

Los ejemplares de esta especie crecen a partir de rizomas o tubérculos con raíces bajo el agua. Las hojas son de forma ovalada a redonda, de 13 a 25 centímetros, con un sinus abierto en la base de la hoja, donde se une al peciolo. Las hojas pueden extenderse hasta los 1,4 o 1,5 metros de donde se encuentra arraigado el rizoma.

Las flores del nenúfar de Sri Lanka, solitarias y hermafroditas, tienen poca fragancia, son de forma estrellada con 4 sépalos y de 10 a 16 pétalos, y miden entre 5 y 13 centímetros de diámetro. Aunque las hojas flotan en la superficie del agua, las flores se sostienen por lo general a 30 centímetros por encima del agua. Por lo general son de color azul pálido (aunque también pueden presentarse en rosa o blanco) con estambres y anteras amarillas.

Esta planta resulta ideal para acuarios, ya que sus anchas hojas de color pardo verdoso o marrón rojizo ayudan a romper la monotonía visual de tallos orientados verticalmente que son frecuentes en la mayoría de los estanques plantados.

Al igual que otras especies acuáticas similares, el nenúfar de Sri Lanka puede crecer rápidamente cuando se le proporcionan las condiciones óptimas. En general, estas plantas se beneficiarán del uso de una fuerte iluminación y del dióxido de carbono suplementario disuelto en el agua. Esas mejoras esenciales también contribuyen a que los especímenes desarrollen hojas perceptiblemente más grandes.

Esta especie puede ubicarse tanto en primer plano como al medio del contenedor de agua, aunque su colocación estética no es tan importante como cerciorarse de que esté recibiendo bastante luz dentro del acuario. También pueden usarse para crear un atractivo efecto visual de “oasis” cuando se usan como cultivos individuales independientes, recreando una imagen similar a las palmeras en el desierto.

Nenúfar de Sri Lanka (Nymphaea nouchali): Técnicas de multiplicación

El nenúfar de Sri Lanka puede multiplicarse a partir de semillas o divisiones de raíz. En el primer caso, suele requerir de tres a cuatro años para florecer.

La semilla se puede sembrar en primavera y en verano, en un suelo franco limpio sin ningún tipo de materia orgánica, cubierta ligeramente con tierra y luego se deja sumergida en agua poco profunda (no más de 2,5 centímetros), y se ubican en un lugar soleado. La germinación debería tomar de tres a cuatro semanas. Cuando aparecen las primeras dos o tres hojas flotantes la plántula debe ser recogida y plantada en recipientes individuales para ser sumergidas de nuevo en el agua.

El método más fácil de propagación del nenúfar de Sri Lanka es la división. Los especímenes cultivados en maceta son los más utilizados para esta técnica, pudiendo ser divididos justo antes de que comience un nuevo crecimiento en la primavera y plantados en el suelo fresco. Las raíces carnosas se cortan y se replantan inmediatamente en una mezcla de tierra fértil. Cada nueva planta debe tener al menos una yema en la punta del rizoma.

Consuelda media (Ajuga reptans): Características y cultivo

0

Por Ruben | Seccion Plantas | 30-09-2017

La consuelda media o bújula (Ajuga reptans) es una fanerógama originaria de Europa y Norte de África que se utiliza en jardinería principalmente como cubierta vegetal, creando colonias muy densas que resultan ideales para prevenir la aparición de las malas hierbas que acostumbran crecer en medio de otras especies.

Es una planta herbácea y perenne que se crece como una roseta de hojas de color verde oscuro con reflejos en blanco, crema, rosa y púrpura que crecen de 5 a 8 centímetros de alto, aunque en la primavera desarrolla tallos florales que pueden alcanzar un máximo de 10 a 35 centímetros de altura, portando densos racimos con numerosas flores de color azul a púrpura. Su ancho puede variar de 15 a 40 centímetros.

Foto: EnLorax

Árboles ornamentales: La mimosa (Acacia dealbata)

0

Por Ruben | Seccion Arboles | 30-09-2017

La mimosa (Acacia dealbata) es una especie perteneciente a la familia de las Fabaceae muy utilizada como árbol ornamental en parques, calles, paseos, aunque también se ha generalizado su cultivo en jardinería por el color de sus numerosas flores, lográndose conjuntos de gran atractivo.

Se trata de una planta perenne de desarrollo arbustivo o arbóreo que puede llegar a medir una altura máxima de 10 a 12 metros (en condiciones óptimas), aunque es más usual hallar ejemplares de tan solo 5 metros de alto. Presenta una corteza de color grisáceo o blanco y una textura lisa y es muy ramificado. Sus hojas, de color verde glauco o azulado gris, son opuestas, compuestas, bipinnadas de 8 a 20, cada una de ellas con 25 a 40 pares de folíolos, con el haz glabro y el envés tomentoso.

Foto: Certo Xornal

Plantas suculentas: Cactus de Pascua (Hatiora gaertneri)

0

Por Ruben | Seccion Plantas | 29-09-2017

El cactus de Pascua (Hatiora gaertneri) es una cactácea endémica de Brasil cuyo cultivo como planta ornamental se ha extendido a prácticamente todo el mundo, debido a la belleza de su floración que tiene lugar una o dos veces al año y a que se trata de una especie de fácil cuidado.

En las selvas tropicales de donde es originaria, esta suculenta suele crecer en los árboles (epifitas) y con menos frecuencia en las rocas (litófitas). Con la madurez se convierte en un arbusto colgante sin hojas, ramificado con un fondo leñoso. Los tallos se componen de segmentos, la mayoría de los cuales son aplanados. Los segmentos más pequeños son de color verde y miden hasta 7 centímetros de largo por 2,5 centímetros de ancho, con pequeñas muescas en los márgenes.

Plantas acuáticas: Lilaeopsis brasiliensis

0

Por Ruben | Seccion Acuaticas | 28-09-2017

La Lilaeopsis brasiliensis, conocida también como micro-espada, es una planta originaria de América del Sur, muy popular entre los aficionados a los acuarios, gracias a la rapidez de su crecimiento y su fácil adaptación a todo tipo de estanque.

Se trata de una especie acuática de tallo corto con hojas de color verde pálido hojas que, en las condiciones adecuadas de luz y temperatura, puede formar una alfombra con un espesor de aproximadamente 4 a 7 centímetros, razón por la cual es aprovechada en el hobby como planta tapizante de los acuarios. Cada planta puede crecer hasta alcanzar un ancho de 3 a 5 centímetros.

Dafne (Daphne odora): Cultivo, riego y cuidados

0

Por Ruben | Seccion Flores | 26-09-2017

Nativa de China y Japón, la dafne (Daphne odora) es una especie de planta leñosa perteneciente a la familia Thymelaeaceae que se cultiva en jardinería no tanto por su valor ornamental, sino más bien por el intenso perfume con toques de rosa y cítrico que se desprende de sus flores, que por lo general aparecen en invierno, pero que en algunas zonas pueden hacerse presentes también en primavera.

Se trata de un arbusto de hoja perenne de crecimiento algo lento y se desarrolla mejor en aquellas regiones en los que imperan climas fríos a templados. Posee un follaje verde oscuro brillante, constituido por hojas correosas, estrechas, lanceoladas y  acabadas en punta.

Jardín sombreado: Factores a tener en cuenta para crearlos

0

Por Ruben | Seccion Plantas | 25-09-2017

El hecho de que un espacio verde de una casa no reciba los beneficios de la luz directa del sol no es excusa suficiente para privarse de disfrutar de un jardín floreciente, colorido y vivaz. En efecto, los amantes del follaje y las flores tienen la posibilidad de acceder a gran variedad de plantas amantes de la penumbra, ya sea que se trate de luz filtrada, sombra profunda, o incluso un entorno de humedales.

A continuación, se mencionarán algunas de las plantas que se adaptan sin dificultades a las condiciones imperantes en un jardín sombreado, y qué es lo que necesitan para crecer y desarrollarse sin dificultades en ese tipo de ambiente.

Jardín con semisombra.

Cómo cultivar una planta trepadora

0

Por Ruben | Seccion Plantas | 23-09-2017

Las plantas que crecen en superficies verticales son un recurso muy valiosos a la hora de cubrir de verde las cercas y paredes. Algunas especies necesitan algún tipo de apoyo, como mallas o enrejados, en el cual enredarse y poder subir. Otras, como la hiedra, pueden adherirse a la pared directamente por lo que no necesitan ninguna ayuda física.

El primer paso para cultivar una trepadora consiste, obviamente, en elegir la planta. Para ello debe tenerse en cuenta que la misma deberá tener el tamaño adecuado para el espacio que se necesita cubrir, tanto en alto como en ancho. Por eso es importante consultar con el viverista para interiorizarse sobre cuál especie o variedad es la más indicada, además de averiguar sus necesidades de iluminación, riego y otros cuidados necesarios para un buen crecimiento.

Arvejilla (Lathyrus odoratus): Cultivo, riego y cuidados

0

Por Ruben | Seccion Flores | 19-09-2017

Originaria de Sicilia, la arvejilla (Lathyrus odoratus), también conocida como guisante de olor, es una especie que se aprovecha con fines ornamentales gracias a sus generosas flores que crecen en muchos colores preciosos y que son adecuadas para borduras, jardines arbolados o para decorar enrejados y arcos.

Se trata de una una planta anual trepadora que puede crecer hasta una altura de 1 a  2 metros si cuenta con un buen apoyo. Las hojas son pinnadas con dos hojuelas y un zarcillo terminal que se enrosca alrededor de las plantas y de las estructuras de soporte, ayudando al espécimen a trepar. En la planta silvestre de esta especie las flores son de color púrpura, de 2 a 3,5 centímetros de ancho y suelen ser más grandes y de colores variados en los distintos cultivares que derivan de aquella.