Strongylodon Macrobotrys: La Parra de Jade

Strongylodon macrobotrys, más conocida como Parra de Jade, Flor de jade, Vid de jade o Cascada de jade, es una hermosa trepadora originaria de Filipinas.

Se la encuentra en los bosques húmedos, junto a arroyos o en ramblas del país, pero es una especie botánica en peligro de extinción debido a la deforestación de su hábitat.

Su nombre se debe al color de sus flores, el que se asemeja mucho al de la piedra de jade. Se la usa mucho como planta ornamental.

Strongylodon macrobotrys, Parra de Jade

Perteneciente a la familia de las Fabaceae, la parra de Jade es una planta perenne y leñosa que puede llegar a medir unos 18 metros de longitud.

Su follaje es de un tono verde pálido con hojas trilobuladas que miden unos 25 cm de largo, pero las flores son su mayor atractivo.

Estas surgen en un gran pseudo racimo colgante de hasta 3 metros de largo, son de un intenso color azul verdoso, miden alrededor de 6 cm de diámetro y tienen una singular forma de garra.

Cada una de las espigas de la parra de Jade puede contener más de 80 vistosas flores.

MIRA TAMBIEN  Plantas para jardines rocosos: La Cylindropuntia imbricata

El fruto es una vaina carnosa oblonga que mide hasta 15 cm y cuenta con 12 semillas, pero su apariencia es muy diferente a la habitual de las fabáceas.

La polinización la realizan mayoritariamente los murciélagos cuando se cuelgan boca abajo para beber el néctar de la planta. El polen queda pegado a sus cabezas y así lo llevan a la siguiente flor que visitan.

También es polinizada por abejas, colibríes y mariposas, por lo que resulta una planta que atrae mucha vida al jardín.

Siembra y necesidades de la parra de jade

Como comentamos, su hábitat es en los bosques húmedos y barrancos, se la suele cultivar en pérgolas o soportes altos, esto es necesario para poder apreciar la belleza de sus flores.

Necesita recibir luz solar durante las horas más amables del día, pero mantenerla al resguardo cuando el sol es muy fuerte porque puede quemar sus hojas.

No es una planta que resiste las heladas, la temperatura no debe bajar de los 14 grados, razón por la que necesita resguardo durante la época más cruda del año.

MIRA TAMBIEN  Plantas colgantes de interior: la Columnea

El sustrato debe ser rico en nutrientes, necesita riego moderado y abono durante primavera y otoño.

Cuando la parra de jade se encuentra en periodo vegetativo, necesita riego abundante y frecuente. Lo ideal es hacerlo unas dos a tres veces a la semana, procurando mantener el suelo húmedo, pero no encharcado, ya que podrían pudrirse las raíces.

Reproducción

La reproducción de la planta puede ser por semilla, las que se recogen una vez que maduran, pero es importante sembrarlas inmediatamente porque tienen una vida útil muy breve, no más de 10 a 15 días de viabilidad.

Pero no todo está perdido, es posible reproducirla por esquejes y así tener clones de la planta madre.

Cabe destacar que la floración de las plantas jóvenes dependerá de la madurez y del régimen de poda, demorará aproximadamente alrededor de dos años en comenzar a dar flor.

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Dani
Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *