» » Plantas suculentas: La kanna (Sceletium tortuosum)

Plantas suculentas: La kanna (Sceletium tortuosum)

0

Famosa por las propiedades medicinales que se le atribuyen, la kanna (Sceletium tortuosum) es una planta suculenta que también se cultiva con fines ornamentales, ya sea como individuo en maceta, o bien como cubre suelos en áreas consideradas inhóspitas para otras especies.

Se trata de una planta originaria del Sur de África, donde ha sido consumida desde la antigüedad por pastores y cazadores como elevador de ánimo y antidepresivo. y en la actualidad existen teorías de que ayuda a perder peso y a calmar las adicciones al tabaco y al alcohol.

Plantas suculentas: La kanna (Sceletium tortuosum)

La kanna es descrita como un arbusto de bajo crecimiento, capaz de alcanzar una altura máxima de 30 centímetros, con gruesas y carnosas hojas de color verde brillante y atractivas flores con docenas de pétalos filiformes cuya coloración varía del blanco al naranja o rosa pálido.


Los ejemplares de esta especie pueden propagarse fácilmente a partir de semillas o esquejes, aunque el proceso de crecimiento a partir de las primeras es mucho más lento, ya que la germinación puede tardar varias semanas, e incluso meses. Por ese motivo, muchos aficionados prefieren adquirir plántulas ya germinadas.

Si se decide iniciar el cultivo de la kanna con semillas, las mismas deben ser depositadas en arena humedecida, y luego cubiertas y ubicadas en un sitio cálido y bien iluminado.

Esta especie puede crecer y desarrollarse muy bien si se cultiva en un sustrato bien drenado a pleno sol o sombra parcial. Si bien estas plantas son capaces de crecer activamente durante los inviernos más fríos y húmedos, se recomienda tener cuidado de no exponerlas a fuertes heladas.

La kanna entra en etapa de inactividad con el aumento de la temperatura ambiente, momento en el que es conveniente reducir el riego e incluso detenerlo durante la etapa más cálida del año.

Una vez que las semillas hayan brotado y tengan dos juegos de hojas verdaderas, se sugiere recoger la mata, junto con una buena cantidad de tierra circundante, y sembrar en un recipiente pequeño. Las plántulas necesitan menos agua y el suelo debe dejarse secar ligeramente entre riegos.

Cuidados de la kanna (Sceletium tortuosum)

Las pequeñas plantas de kanna se benefician de la luz brillante, pero es necesario evitar el sol directo hasta que las plantas se trasladen al exterior. La planta se puede colocar entonces en un recipiente más grande o en un suelo similar al aire libre una vez que ha terminado la temporada de heladas.

Es importante saber que a menudo los especímenes jóvenes de esta suculenta pueden convertirse en víctimas de los pulgones, por lo que se aconseja combatir la presencia de estos áfidos ni bien aparezcan usando productos comerciales o insecticidas caseros.


Articulo por Ruben | Categorizado en Plantas | 29-08-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , ,


Deja tu comentario en Plantas suculentas: La kanna (Sceletium tortuosum)