» » Cómo cultivar el árbol baniano (Ficus benghalensis) como planta de interior

Cómo cultivar el árbol baniano (Ficus benghalensis) como planta de interior

0

El baniano (Ficus benghalensis), también conocido como higuera de Bengala, es un árbol originario del sur de Asia que cuando se cultiva en espacios exteriores puede alcanzar proporciones gigantescas, aunque también es un ficus que puede disfrutarse en el interior de las viviendas, gracias a la capacidad de mantener la forma arbórea sin importar su tamaño.

A pesar de que los ejemplares de esta especie se adaptan sin inconvenientes a macetas y otros contenedores, se recomienda trasplantarlos al menos cada dos o tres años y  despuntar los brotes para ayudar a controlar su tamaño y al mismo tiempo promover su ramificación.

Cómo cultivar el árbol baniano (Ficus benghalensis) como planta de interior

La propagación del baniano puede hacerse por semillas o con esquejes de madera blanda. En el primer caso, debe permitirse que los cabezales de semillas se sequen en la planta antes de su recolección. La multiplicación a partir de estacas, por su parte, ofrece la ventaja de permitir un crecimiento más rápido.


La higuera de Bengala se desarrolla mejor en suelos moderadamente húmedos y bien drenados, en una ubicación en la que reciba luz indirecta o filtrada, debiendo evitarse la exposición directa, ya que esto puede provocar quemaduras en las hojas y la pérdida de las mismas.

Cuando se cultiva como planta de interior, las temperaturas recomendadas para un crecimiento normal de este ficus deberían rondar los 21° C durante la estación veraniega y fluctuar entre los 11 y 18° C en la época fría del año. Otro punto importante a tener en cuenta es que este árbol no tolera las corrientes de aire frío provenientes de puertas o ventanas, por lo que se recomienda su ubicación en sitios alejados de dichas aberturas.

Riego del baniano (Ficus benghalensis)

Para promover un correcto desarrollo de la higuera de Bengala, es conveniente mantener una humedad relativamente alta alrededor de la planta. Una manera de lograrlo sería rociar regularmente o colocar el ejemplar en una bandeja de guijarros llena de agua. Sin embargo, hay que tener cuidado de no excederse, ya que las raíces demasiado húmedas pueden derivar en el amarillamiento y caída de las hojas.

Por esta razón se debe permitir que el suelo se seque entre riegos. Una manera sencilla de verificar si el baniano necesita una nueva cuota de agua es verificar que la parte superior del sustrato se encuentre completamente seca.

Como la mayoría de los ficus, este árbol necesita muchos nutrientes para lograr un buen crecimiento, razón por la cual debería fertilizarse una vez al mes en primavera y verano, y una vez cada dos meses en otoño e invierno.


Articulo por Ruben | Categorizado en Arboles | 09-09-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , ,


Deja tu comentario en Cómo cultivar el árbol baniano (Ficus benghalensis) como planta de interior