» » Palma del pan (Episcia cupreata): Características, cultivo y cuidados

Palma del pan (Episcia cupreata): Características, cultivo y cuidados

1

Originaria principalmente de las regiones tropicales del continente americano, la palma del pan o violeta de fuego (Episcia cupreata) es una pequeña planta ornamental que puede aprovecharse para agregar color a cualquier espacio interior, gracias a sus hojas aterciopeladas y a una floración atractiva.

Básicamente, se trata de una especie vivaz, combada de hojas opuestas, elípticas, decorativas, vellosas, de matiz verde o rojo oscuro, que se muestran sostenidas con pecíolos rojizos y flores rojas. Sin embargo, actualmente existen varios cultivares de esta planta, cuyo follaje puede ser de color verde a bronce, rojo e incluso marrón chocolate. Las hojas pueden tener bordes o venas plateadas, y sus flores tubulares también pueden tener una pigmentación rosa, naranja, amarilla, lavanda o blanca.

Palma del pan (Episcia cupreata): Características, cultivo y cuidados

Foto: Emőke Dénes


El cultivo de la palma del pan no debería ser difícil para quien tenga conocimientos básicos y algo de práctica en jardinería.

Se recomienda su plantación en un sustrato para macetas, húmedo y con un buen drenaje. La humedad es vital para esta especie, y su correcta dosificación ayuda a que logren su mejor aspecto. Como sus hojas no toleran la exposición al rocío o el contacto directo con el agua, se aconseja utilizar el riego de fondo para asegurarse de que las raíces reciban su cuota necesaria de humedad sin dañar el follaje.

Para ello, conviene colocar debajo de la maceta un plato o bandeja con guijarros, el que se llenará con agua, luego se mantiene la planta en el platillo hasta que se absorba toda el agua o por 30 minutos. Si queda algo de líquido, se debe desechar el mismo; y si el agua se absorbe rápidamente, se puede agregar un poco más, pero teniendo cuidado de no pasarse del límite de 30 minutos. Se aconseja regar de este modo una vez al mes en combinación con el riego superior sobre la tierra (evitando mojar las hojas, recuerde).

Para que las flores luzcan su mejor aspecto, se recomienda mantenerlas limpias de polvo, repasándolas suavemente un paño apenas húmedo.

En cuanto a sus requerimientos de iluminación, la palma del pan o violeta de fuego necesita de una exposición indirecta a la luz brillante (solar o artificial) durante al menos ocho horas al día. Esta simple medida puede servir como un buen estimulante para la floración de la planta, del mismo modo que contribuyen una fertilización con alto contenido de fósforo y una poda periódica de las flores secas.

Propagación de la palma del pan (Episcia cupreata)

Esta atractiva planta puede propagarse fácilmente a partir de semillas, estolones, e incluso de hojas. En el primer caso, se puede sembrar en vermiculita humedecida, germinando a las tres semanas, pudiendo ser trasplantadas a macetas cuando tengan cuatro hojas buenas.

Foto: Jerzy Opioła

Para la multiplicación de la palma del pan a partir de hojas y estolones, se recomienda colocar los mismos en agua, musgo o arena húmeda y cubrir con un vaso de plástico transparente para aumentar los niveles de humedad.


Articulo por Ruben | Categorizado en Flores | 15-10-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , ,


(1) Comentarios

Hermosa y generosa planta

Deja tu comentario en Palma del pan (Episcia cupreata): Características, cultivo y cuidados