» » Arbustos decorativos: La mahonia (Mahonia aquifolium)

Arbustos decorativos: La mahonia (Mahonia aquifolium)

0

Nativa del oeste norteamericano desde el sudeste de Alaska hasta el norte de California , y desde el este de Alberta hasta el centro de Nuevo México, la mahonia (Mahonia aquifoliumes una especie de planta con flores de la familia Berberidaceae que se ha vuelto popular en plantaciones con sombra o en bosques.

La principal razón de esta preferencia por parte de jardineros y aficionados obedece al hecho de que este arbusto es muy valorado por su llamativo follaje y sus atractivas flores, y por su resistencia a la sequía y a la tolerancia a los suelos pobres.

Arbustos decorativos: La mahonia (Mahonia aquifolium)


La mahonia puede alcanzar 1 metro de altura y 1,5 metros de diámetro y luce unas hojas punzantes, gruesas y de color verde brillante de hasta 25 centímetros de longitud. Son pinnadas con 5 folíolos oblongo-ovados y en un principio presentan un color bronce rojizo, tornándose de una tonalidad purpúrea a medida que se adentran en la estación más fría del año.

Esta especie de arbusto de hoja perenne produce durante la primavera unas pequeñas y llamativas flores, de color amarillo intenso, concentradas en densas panículas. Con el fin del verano y el comienzo del otoño cada flor suele dar lugar a una pequeña baya comestible de color negro azulado, razón por la mahonia también se conoce con el nombre común de uva de Oregon, a pesar de que no pertenece al género Vitis.

Como se señaló en un principio, el cultivo de esta planta se ha extendido en la jardinería mundial gracias a su valor ornamental, a su resistencia a factores climáticos y de suelo, y a que demandan muy pocos cuidados especiales. Por lo general es común ver estos especímenes en setos bajos o en rocallas, bajo grupos de árboles o entre arbustos de floración precoz. Se acostumbra colocar varias de estas plantas en grupo, como un modo de garantizar una mayor producción de frutos.

La mahonia (Mahonia aquifolium): Suelo y propagación

Si bien se adapta a casi todo tipo de suelo, la mahonia crecerá mejor y lucirá todo su esplendor si se cultiva en un suelo orgánicamente rico, húmedo, ácido y bien drenado, bajo sombra parcial a completa y a cubierto de vientos secos.

La propagación de esta especie puede hacerse por semillas o esquejes, aunque también puede reproducirse por la división de plantas madre. Asimismo, la especie puede multiplicarse fácilmente por estolones que forman colonias de retoños, los que deben quitarse inmediatamente en caso de que no se desee que la mahonia termine colonizando todo el jardín.


Articulo por Ruben | Categorizado en Plantas | 20-01-2019




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


Deja tu comentario en Arbustos decorativos: La mahonia (Mahonia aquifolium)