Árboles ornamentales: El cornejo macho (Cornus mas)

Cultivado inicialmente para aprovechar su fruto y las particulares propiedades de su madera, el cornejo macho (Cornus mas) se ha convertido en una interesante incorporación para ornamentar jardines, gracias a su tamaño y a su brillante floración, que tiene lugar a finales de la temporada invernal.

Originaria del sur de Europa y del sudoeste asiático, esta planta caducifolia se desarrolla como un arbusto o árbol pequeño que crece entre los 5 y 12 metros de alto, con ramas de color pardo oscuro y ramitas con tonos verdosos. Las  hojas, opuestas y oblongas de hasta 10 centímetros de largo por 4 centímetros de ancho, lucen al principio un color verde brillante que se vuelve rojo púrpura en el otoño.

Las flores del cornejo macho son de tamaño reducido, midiendo entre 5 y 10 milímetros de diámetro, constituidas por cuatro pétalos amarillos. Se presentan reunidas en numerosos racimos de hasta 25 florecillas mucho antes de que aparezcan las hojas, creando una suerte de nubecillas amarillas que cubren casi todo el árbol.

El fruto de esta especie consiste en una drupa roja alargada de 2 centímetros de longitud por 1,5 centímetros de diámetro, en cuyo interior aloja una sola semilla. Su color al alcanzar la madurez puede ser rojo rubí oscuro o amarillo brillante, posee un agradable sabor ácido y se utiliza principalmente en la elaboración de mermeladas.

En algunas regiones de Asia Central y Europa Oriental, la fruta del cornejo macho también se emplea para la destilación de licores y otras bebidas.

Los ejemplares de esta especie se multiplican principalmente por germinación de semillas previamente estratificadas. La propagación por esquejes también es posible, aunque sí o sí se necesita aplicar hormonas estimulantes de enraizamiento en el extremo inferior del gajo.

El cornejo macho puede adaptarse a una variedad de tipos de suelos, aunque se desarrolla y crece mejor en un sustrato fértil y bien drenado con un pH de 5.5 a 7.5, ubicado en un lugar a pleno sol o bajo sombra parcial.

Mantenimiento y poda del cornejo macho (Cornus mas)

En cuanto a sus necesidades de mantenimiento y poda, esta planta tiende a formar múltiples troncos,y muchos jardineros prefieren quitar los retoños y dejar un sólo tronco, de modo que el cornejo adquiera un aspecto muy parecido al de un pequeño árbol.

Si se desea que el cornejo macho produzca una mayor cantidad de frutos, se recomienda cultivar junto a una segunda variedad de la especie de modo que se creen las condiciones necesarias para una polinización cruzada.

Hablando de frutas, las mismas se cosechan cuando comienzan a ablandarse, lo que suele suceder a finales del verano y principios de otoño. Si bien su sabor sigue siendo agrio en ese punto, el mismo se desvanecerá no bien se cocinen o se sequen.