Ciruelo Rojo, Árbol Pequeño para el Jardín

El ciruelo rojo, cuyo nombre científico es Prunus cerasifera Atropurpurea o Prunus pisardi, es llamado ciruelo de jardín justamente porque se trata de un árbol de pequeño tamaño.

Pertenece al mismo género que los cerezos, los almendros y los durazneros. Pero, si bien la fruta es comestible, no se trata de un ejemplar que se cultive para consumo, sino un árbol que se emplea mayoritariamente a modo ornamental.

Ciruelo rojo o prunus pisardi

Este árbol es muy particular, la floración se da al comienzo de la primavera, antes que la aparición del follaje, y cuando surgen las hojas, estas son de un tono purpura o morado intenso.

Su apari8encia en plena floración es algo formidable y digno de admirar, por esa razón es que se trata de una planta muy codiciada por los paisajistas.

Las flores son pequeñas pero llamativas, de color blanco con el centro rosado y 5 pétalos con estambres visibles que las hacen aun mas hermosas.

Surgen de a montones y cubren las ramas desnudas antes de que nazcan las hojas moradas que van a completar esta composición visual tan asombrosa.

MIRA TAMBIEN  Castaño: Características generales y cultivo

Este árbol es de tan pequeño porte que puedes podarlo y mantenerlo como un arbusto, o bien dejar que se forme como árbol y de una apacible sombra.

Cuidados del ciruelo rojo

Es un árbol de fácil mantenimiento, no necesita demasiadas atenciones ya que resiste muy bien las heladas, la sequía, la contaminación de la ciudad y la poda que requiere es mínima.

Es el arbolito ideal para espacios reducidos, con suelos que no necesariamente tienen que ser fértiles pero si bien aireados. Es preferible que el sustrato sea ligero antes que arcilloso.

En cuanto a sus necesidades hídricas, no hay que regar en demasía, mas que nada si el suelo no tiene buen drenaje.

Necesita mucho sol, sólo en zonas donde el verano es sofocante, ha de colocarse en algún sitio donde reciba luz solar durante las primeras horas del día y esté al reparo en los momentos del pico de calor.

MIRA TAMBIEN  Tomate de Árbol, Solanum Betaceum o Tamarillo

Esto es esencial para que la planta pueda florecer abundantemente, al igual que la acumulación de horas de frío.

Esta planta soporta muy bien la poda, siendo un ejemplar que se usa también como cerco o formación de setos.

Lo que si hay que tener cuidado de no eliminar las ramas de donde pueden salir las flores, de lo contrario no florecerá. Se han de quitar solo ramas cruzadas, madera muerta, ramas que no están bien orientadas o que compitan entre ellas.

Al permitir que ingrese mas luz al interior de la copa, se favorece la floración. Lo ideal es cortar un poco a principios de otoño.

Los restos de poda pueden servir de esquejes para formar nuevos ejemplares.

Plagas y enfermedades

Esta planta resiste muy bien las plagas y enfermedades, pero hay que cuidar el riego ya que un exceso de agua puede generar pudrición en las raíces y el posterior ataque de hongos.

El pulgón es una de las plagas mas frecuentes, que se combaten muy bien con jabón potásico.

Fuente: Jose el Jardinero

Dani
Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *