Plantas ornamentales: Iris tigre (Tigridia pavonia)

Originaria de México y América Central, la iris tigre (Tigridia pavonia) es una planta con flor de aspecto exótico que se utiliza principalmente para ornamentar jardines en distintas partes del mundo.

Se trata de una especie bulbosa que por lo general alcanza una altura de 60 centímetros, con largas hojas verticales similares a espadas. Las partes más atractivas de esta planta son, sin dudas, sus flores de forma acampanada que miden de 10 a 15 centímetros de diámetro.

La flor de esta especie corona un tallo delgado y tiene la particularidad de durar sólo un día. Sin embargo, debido a que cada planta produce una importante cantidad de tallos, la misma continuará floreciendo durante todo el verano.

Las flores de la iris tigre pueden lucir una variedad de colores vivos y en su interior muestra la combinación de dos tonos en manchas que incluyen rosa, blanco, rojo, amarillo o naranja.

Esta selección de colores convierte a estas plantas en un elemento visual sumamente atractivo, sobre todo si éstas se cultivan en camas y bordes de jardines. También pueden ofrecer una gran espectáculo si se las ubica en macetas de gran porte.

Para un mejor crecimiento y desarrollo, la iris tigre necesita un emplazamiento cálido y a pleno sol, en un suelo húmedo y bien drenado. En zonas geográficas con climas cálidos, puede cultivarse sin inconvenientes en sitios con sombra parcial.

Cuando se colocan en bordes de jardines, dado que sus tallos son delgados y delicados, y su follaje algo escaso, se recomienda plantar junto a especies de bajo crecimiento.

Aunque se trata de una planta tolerante a la sequía, si se desea obtener un espécimen saludable y productivo es conveniente mantener un riego abundante durante el período de vegetación.

Los bulbos de Tigridia pavonia deben sembrarse en primavera, enterrándoles a unos 7 centímetros de profundidad y con un margen de separación de 12 a 14 centímetros entre cada bulbo, cubriendo luego con una capa de turba o compost.

Iris tigre (Tigridia pavonia): Cultivo en grupos

Por lo general, se cultivan en grupos de por lo menos tres bulbos. Esta simple acción ayudará a que, una vez llegadas a la madurez, el conjunto genere una exhibición de color mucho más llamativa.

Foto: Peganum

Para que ese grupo siga manteniendo una imagen compacta, se sugiere realizar un trabajo de división cada tres años, por lo menos, ya que los bulbos tienden a multiplicarse con mucha rapidez, llegando a triplicarse cada doce meses.

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS