Anemone blanda: Cultivo, riego y cuidados

La Anemone blanda, conocida popularmente en algunos lugares como anémona verde, es una planta herbácea de la familia de las ranunculáceas, originaria del sureste de Europa y Medio Oriente. Dueña de una atractiva floración, suele aprovecharse como especie ornamental en jardines o para la producción de flores de corte.

Se trata de una planta de raíz tuberosa, es de tamaño compacto y cuando se cría junto a otras de su misma especie puede formar una gran alfombra colorida gracias a la combinación del verde oscuro de sus anchas hojas basales con sus coloridas flores, que pueden ser blancas, rosadas, o azules y blancas. Lucen espectaculares cuando se cultivan en rocallas, macetones o en áreas de césped.

anemone_blanda_1

Un detalle interesante de la Anemone blanda es que sus flores, en realidad, no poseen pétalos verdaderos, sino quince sépalos en forma de pétalos. Son similares a las margaritas y suelen hacer su aparición principios de la temporada primaveral.

Los ejemplares de esta especie son muy agradecidos si se los cultiva en suelos margosos; es decir, compuestos de arcilla, limo y arena, y enriquecidos con una abundante proporción de humus. Toleran el pH alto y necesitan un buen drenaje.

En cuanto a su ubicación, la Anemone blanda crece muy bien en sitios con semisombra y a buen resguardo del viento, algo que también ayuda a prolongar la vida de sus flores. Cabe recordar que generalmente éstas no suelen durar mucho después de la floración.

Para su propagación, las semillas pueden sembrarse en recipientes cuando están maduras. También es posible dividir las plantas con flores en primavera o en otoño (tomando esquejes de raíz en primavera) y se las hace crecer durante un año en una maceta. Los rizomas pueden separarse en primavera, mientras que los tubérculos pueden ser divididos en verano, cuando se encuentran en estado latente.

Cada tubérculo de Anemone blanda debe sembrarse a unos 5 a 7 centímetros de profundidad y guardando una distancia de 8 a 15 centímetros respecto de otras plantas de la especie. Antes de su plantación es recomendable mantener los tallos engrosados humedecidos por algunas horas.

Anemone blanda 'Blue Shades
Anemone blanda variedad «Blue Shades»

En cuanto a sus necesidades de agua, conviene someterla a riegos de manera regular, evitando los excesos que terminen generando encharcamientos que promuevan la aparición de hongos y enfermedades derivadas de los mismos, pues la Anemone blanda resulta muy sensible a estas amenazas.

Es importante tener en cuenta que esta planta necesita una latencia seca después de la floración.