Plaguicidas y fungicidas ecológicos IV: dos fungicidas y un cebo para las hormigas

Hay muchísimos remedios caseros para combatir plagas en las plantas, plagas y hongos. Y, la verdad, pocas cosas hay más satisfactorias que ayudar a nuestras queridas plantas sin dañar el medioambiente y, por si fuera poco, ahorrando dinero. A continuación, dos recetas para erradicar los hongos que dañan el jardín, más un cebo muy fácil de hacer para terminar con las hormigas.

Plaguicidas y fungicidas ecológicos III: rociadores multiuso y repelentes para hormigas

En esta entrega de plaguicidas naturales y ecológicos presentamos tres métodos caseros para combatir diferentes plagas. Los ácaros, las babosas, pero también los roedores, pueden ahuyentarse mediante un fácil spray de chile -o ají picante- y ajenjo. Por otra parte, les contaremos de una receta con cilantro para eliminar ácaros y, por último, un repelente de aceite y poleo para hormigas.

Plaguicidas y fungicidas ecológicos II: Spray para babosas y caracoles

El spray casero para ahuyentar caracoles y babosas de tus plantas es realmente fácil de hacer y realmente económico. Además, y principalmente, se trata de un plaguicida que no daña a las plantas ni resulta tóxico para el entorno. ¿Cómo hacerlo? entérate ya mismo.
Los ingredientes para este líquido que limpiará a tus plantas de caracoles y babosas son amoníaco, jabón líquido y agua. Además, procura conseguirte una botella con rociador, que es la mejor forma de aplicar el compuesto a las hojas.

Plaguicidas y fungicidas ecológicos I: aceite blanco multiuso

Las prácticas de agricultura ecológicas van extendiéndose de a poco gracias a la concientización acerca de los daños que el uso de químicos supone para la tierra y para la vida en general. Desde Flor de Planta quisimos sumarnos a esta apuesta natural proponiendo fungicidas y plaguicidas de realización casera y amigables con el medioambiente. En este primer post sobre el tema, daremos la receta del Aceite blanco orgánico, útil para ahuyentar y prevenir la aparición de pulgones, ácaros, orugas, entre otros insectos considerados plagas.

Cómo cultivar rúcula en casa

De los vegetales de hoja que solemos servir a la mesa, la rúcula ha ido ganando un lugar de preferencia en los últimos años. Se trata de una planta que se come cruda, al igual que la lechuga y la radicheta, pero cuyo sabor picante resulta particularmente característico. Sus usos culinarios se extienden a muchas recetas. Su cultivo demanda ciertos cuidados, más no es difícil. Entérate de cómo cultivar rúcula en tu propia casa en este artículo.

Sable de Plata del Haleakala y otras raras plantas exóticas

¿Por qué es exótica la flor Sable de Plata? Quizás porque la planta que la genera vive 90 años, en Mauí, en el cráter de un volcán -el Haleakala-, y florece una sola vez en toda su vida. Probablemente tenga algo que ver que esta planta de inmensas flores de rojo intenso sólo crece en tierras del Parque Nacional Haleakala, en las Islas Hawái.

Cultivo y uso medicinal y culinario de la ortiga

La ortiga (Urtica urens) es una planta silvestre de la que poco se conocen sus múltiples bondades para la salud humana. Claro, la cultura popular y milenaria sí ha sabido emplear esta «maleza» con fines medicinales, afrodisíacos, textiles, entre otros. Conoce su cultivo, sus beneficios y los modos en que puedes prepararla para sentirte mejor hoy mismo.

Cultivo y características del Guindo

Los guindos, o prunus cerasus, son familiares muy cercanos de los cerezos, de modo que tanto el aspecto como el sabor resultan similares. Sin embargo, el fruto de los guindos es más ácido, y su crecimiento más moderado. Son árboles que pueden crecer muy bien en huertas, y son fácilmente moldeables mediante la poda.

Cultivo del kinoto: un árbol para jardines pequeños

El árbol de kinoto o kumquat es una buena opción para quienes quieran tener árboles en sus jardines, sin que les ocupe demasiado espacio. De hecho, muchos comparan este árbol, casi arbusto, con la estética de los bonsái, como si el kinoto fuese un naranjo reducido. Pero el kinoto vale por sí mismo, y sus pequeños frutos cítricos son riquísimos, podríamos decir, como un caramelo ácido… de naranja.