Home » Diseño Jardin, Flores, Plantas » Todo sobre las Glicinas (I): Características, clima, suelo, riego

Todo sobre las Glicinas (I): Características, clima, suelo, riego

2


Originaria de Extremo Oriente, la glicina es hermosa planta trepadora de la que podemos disfrutar en el jardín, brindándonos sombra fresca, bellas flores y un exquisito aroma. La glicina es un arbusto trepador que puede alcanzar hasta los 15 metros de altura y llega a vivir más de 100 años. En esta primera nota dedicada a las glicinas, aportamos datos sobre sus características, las condiciones climáticas y de suelo que requiere.

glicinas1 225x300 Todo sobre las Glicinas (I): Características, clima, suelo, riego plantas flores diseno jardin El nombre técnico de la glicina es Wisteria y hay dos especies. La glicina japonesa, Wisteria floribunda, que produce largos racimos por lo general celestes o azules, pero que también pueden ser blancos o rosados. La otra es la glicina china, cuyo nombre técnico es Wisteria sinensis, también tiene flores de colores similares a la japonesa. La principal diferencia entre ellas es que la japonesa se enrosca en el sentido de las agujas del reloj, en tanto que la china lo hace al revés. Se han adaptado magníficamente a climas y latitudes diversas, son resistentes y toleran bien el frío y diferentes tipos de suelo.

Todo sobre las Glicinas (I): Características, clima, suelo, riego

Todas las glicinas tienen en común sus hojas caducas de forma oval y con superficie peluda ligeramente sedosa. Las flores, que pueden tardar varios años en salir, son la parte más espectacular de esta trepadora, ya que en primavera suele producir hermosos racimos colgantes de unos 15 cm. llenos de flores de color violeta. También florece en otoño y, ocasionalmente, en verano, pero con floraciones más débiles. Al ser una planta leguminosa, produce legumbres aterciopeladas de entre 10 y 15 cm. de longitud, pero hay que tener mucho cuidado, ya que las semillas y las vainas de Glicinia son muy venenosas si se comen.

Su principal uso es ornamental, para cubrir paredes, muros, pérgolas y enrejados. También se la puede hacer crecer como árbol, procurando que desarrolle una rama central lo suficientemente gruesa como para hacer las veces de tronco.

Se adapta a diferentes tipos de suelos, pero prefiere los arcillosos, fértiles y con buena retención de humedad. Si el suelo es calcáreo, incorporar materia orgánica bien fermentada. Es importante plantarla en un suelo profundo, pues crece con mucho vigor y sus raíces se ramifican y son muy agresivas. Prevea una distancia mínima de un metro (algunos lo amplían a dos metros) de todos aquellos sitios o elementos frágiles o sensibles, como pueden ser desagotes pluviales, cañerías de agua o gas, barandas o columnas de madera y tendidos de cables. El daño sobre estos elementos se produce no sólo por el peso que alcanza la masa vegetal a medida que crece -y lo hace rápidamente y a gran altura-, sino que ejerce una gran presión sobre dichos soportes.

Requiere de un riego regular, más frecuente cuando la planta es todavía joven. Es conveniente añadir todos los años abono orgánico para que crezca adecuadamente, el que se debe potenciar en época de floración.




Articulo por DaniCasavilla | Categorizado en Diseño Jardin, Flores, Plantas | 04-03-2011




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , ,


(2) Comentarios

Quería preguntarles como hago para sacar plantas de la chaucha de la Glicina, tengo varias vainas pero no se si esperar a que seque se abra y ahi plantarlas en tierra. Les agradezco me expliquen. Gracias

quiero saber si es normal q se caigan las hojas de la gricina en esta epoca

Deja tu comentario en Todo sobre las Glicinas (I): Características, clima, suelo, riego