7 motivos por los que tus plantas no florecen

7 motivos por los que tus plantas no florecen. En este articulo te cuento las causas probables que están impidiendo la correcta floración de tus plantas, para que puedas identificar cuál puede ser el problema.

7 motivos por los que tus plantas no florecen

Causas probables por las que tus plantas no tienen la floración que deberían. Un listado generalizado de las razones mas habituales que perjudican la floración, pero cabe destacar que cada especie tiene requerimientos especiales.

Falta de luz

Esta es la razón principal por la que las plantas dejan de florecer o lo hacen de forma escasa. Sin la cantidad de luz solar adecuada las plantas no pueden hacer la fotosíntesis y por ende su floración se ve afectada.

Mediante la fotosíntesis, las plantas combinan el dióxido de carbono de la atmosfera con el hidrogeno del agua, y forman cadenas de hidratos de carbono que son el alimento que requieren.

Cuando la luz no es suficiente para realizar este proceso, quedan con poca energía y concentran las reservas que tienen sólo para su supervivencia, la floración queda relegada. Si esto persiste en el tiempo, lamentablemente el ejemplar termina pereciendo.

Un detalle distintivo de la falta de luz es el alargamiento exagerado de los tallos, y un crecimiento desigual que se inclina hacia un lugar más iluminado.

Es importante conocer las necesidades de las plantas para poder ofrecerlas las condiciones necesarias, sobre todo si se trata de ejemplares que se tienen en el interior de la vivienda.

Falta de nutrientes

La carencia de fósforo y potasio acarrea un retraso en la floración o bien una mala calidad de las flores. También lógicamente genera problemas en el crecimiento del fruto.

Un exceso suele ser perjudicial, cuando hay excesivo nitrógeno también se inhibe la floración a costa de un desarrollo exagerado de la planta. Por otro lado, los tejidos de la misma van a ser mas tiernos, haciéndola presa fácil de pulgones y plagas varias.

Lo mas recomendable es aplicar abonos con poco nitrógeno en comparación con el fósforo y potasio, estos promueven la floración.

El pH del suelo también es importante, por lo general (a excepción de las acidófilas y otras variedades de plantas) el rango adecuado de acidez en el suelo va de los 6,5 a los 7, que se considera neutro y por ende tiene mayor disponibilidad de nutrientes.

El riego

Una carencia de agua es perjudicial para la planta en todo sentido, no solo afecta la floración sino también su supervivencia.

Caso contrario, un exceso también puede ser malo ya que puede generar podredumbre en las raíces, hongos y por consiguiente, la muerte del ejemplar.

La poda de las plantas

Podar la planta cuando no se debe puede llevar a una floración inadecuada o nula. Hay que saber en qué fecha podar, así como también identificar donde se forman las yemas florales antes de cortar.

También depende de la planta, por ejemplo, las hortensias florecen en los tallos del año anterior, mientras que los rosales o jazmines (entre otros) necesitan la eliminación de ramas viejas.

En el caso de las arbustivas, conviene aclarar el interior para permitir el paso de luz y facilitar una floración más abundante.

La temperatura

Cuando hay heladas tardías, los frutales como almendros y ciruelos se ven perjudicados, ya que son de floración precoz (antes que aparezcan las hojas).

La elección del ejemplar que plantes debe estar supeditada al clima de tu zona, en caso de que sea propensa a heladas tardías lo mejor es optar por plantas que no sean de floración precoz.

Por otro lado, están las plantas que requieren de horas de frio para florecer y fructificar, cuando no se cumplen estos requerimientos, la planta no va a producir la cantidad de flores de debería.

Plagas y enfermedades en las plantas

Los insectos atacan los botones en formación y otras partes tiernas de la planta, impidiendo que la flor llegue a desarrollarse. Los hongos también son perjudiciales y pueden hacer que las flores se pierdan.

La edad de la planta

Hay plantas que demoran en dar flor, algunas incluso se tardan años, por eso conviene asesorarse antes de entrar en pánico al ver que el ejemplar no ha dado flores.

Como puedes ver no existe un único factor que impide la floración, pueden ser varias las causas que hacen que la planta no esté dando flores o lo haga de forma ineficiente.

Lo principal es saber identificar la o las razones, que impiden la floración y solucionar el problema para tener un ejemplar saludable colmado de color.

Fuente: José el jardinero

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *