Aceite de coco, beneficios, usos y propiedades nutricionales

El aceite de coco está muy en boga actualmente, lo encontramos tanto en la industria alimenticia, como cosmética y también en la farmacéutica.

En este artículo vamos a develar los beneficias que acarrea su utilización, propiedades nutricionales, así como las precauciones a considerar en cuanto a su consumo.

El aceite de coco

Sus orígenes

Si bien el uso del aceite de coco se ha documentado hace miles de años, no existe acuerdo sobre el origen del mismo, sólo se estima que fue popularizado después de la segunda guerra mundial debido a su alto contenido en calorías, lo que ayudaba a paliar la hambruna que azotaba a la población en aquella época.

Proveniencia

Extraído de la pulpa blanca del interior del coco maduro, (Cocos nucifera), se comercializa de varias maneras: refinado, desodorizado y blanqueado, o en una versión virgen extra que posee mayor cantidad de nutrimentos.

Es un aceite vegetal muy rico en grasas saturadas, cuyo proceso de oxidación es más lento que los demás aceites, razón por la que no se pone rancio con facilidad y dura mucho más tiempo en perfecto estado.

Cabe destacar que posee elevadas concentraciones de ácido láurico, un ácido graso de cadena media o larga que también se encuentra en la leche materna.

Proceso de fabricación del aceite de coco

La mayor parte de la producción de aceite de coco se obtiene de la copra, parte carnosa y blanca del interior de la fruta. El proceso de elaboración se hace mediante prensado o extracción en frio.

Después de la cosecha el coco se seca y se almacena, la pulpa se tritura y se ralla. Frecuentemente se adicionan químicos que facilitan la extracción completa de la cascara y favorecen la manipulación, consistencia, color y sabor del producto resultante.

El aceite de coco común pasa por un proceso de refinamiento (durante el cual se lo blanquea y desodoriza, o no) y se lo prensa en planchas o envasa en estado semisólido.

En el caso del virgen extra, se obtiene el aceite mediante prensado en frío, durante la extracción del mismo se preservan todas las cualidades nutricionales.

aceite de coco

Propiedades nutricionales

El aceite de coco aporta 899 kcal por 100 gramos, y se compone por un 85,2% de ácidos grasos saturados (láurico (C12:0), mirístico (C14:0) y palmítico (C16: 0).

El ácido láurico representa más de 45% de los ácidos grasos totales del aceite.

Uso del aceite de coco

Es un aceite muy versátil que se usa en gastronomía, repostería, industria cosmética, en suplementos nutricionales y también en la industria farmacéutica.

Se lo puede consumir en estado crudo, como cocido. También aplicarse directamente en la piel o el cabello para aprovechar sus propiedades, o bien emplear cosméticos elaborados con él.

En la industria cometida es un ingrediente muy valioso por el gran número de propiedades que posee.

Precauciones de uso

Si bien el aceite de coco ha demostrado ser saludable, un exceso puede resultar dañino debido a su alto contenido de ácidos grasos saturados.

No se recomienda el consumo excesivo en personas con problemas cardiacos, esto se debe a que puede generar un incremento en los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL) en sangre, el comúnmente denominado colesterol malo.

Cabe destacar que en su justa medida, ayuda a nivelar el colesterol bueno (lipoproteínas de alta densidad HDL), las que evitan el bloqueo arterial y eliminan el colesterol malo favoreciendo su excreción del cuerpo.

Fuente: Cuídate plus

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.