Sembrar semillas de amapola

La amapola es una planta ornamental muy codiciada, no solo por su atractiva belleza, sino porque es muy utilizada en alta cocina, repostería y para diversos productos cosméticos, de perfumería y medicina naturista.

Si deseas cultivar esta planta en tu jardín ¡no dudes en hacerlo! En este artículo te explico cómo sembrara semillas de amapola de forma efectiva y simple.

Amapolas, foto Pixabay

Las amapolas

Son plantas hermosas, poseen un tallo largo que llega al medio metro de altura y acaba en capullo o en una flor muy grande.

Originarias de Asia y Eurasia, donde se las puede ver en estado silvestre por doquier, decorando los prados con sus intensos colores.

Esta flor se hizo mundialmente famosa por ser empleada en la producción de opio. Las semillas de una flor de amapola de color morado son las que se utilizan para este fin, y por ende su venta está prohibida.

semillas de amapola, foto Pixabay

El sembrado de la amapola

Proceden de climas cálidos pero se adaptan casi a la mayoría de los climas, por lo que esto no genera mayores inconvenientes.

Necesitan sol, en lo posible del medio día y unas horas de sombra. El sembrado comienza en otoño, ya que requieren de frío y humedad para germinar.

En caso de sembrar de forma escalada, el jardín estará constantemente decorado con flores y habrá semillas disponibles para seguir produciéndolas.

Una vez que la planta florece, la flor se deshoja y deja al descubierto un capullo repleto de semillas. Es necesario dejar que se seque antes de quitarlo.

amapolas, foto Pixabay

Cuidaos básicos

El suelo debe ser rico en compost, la tierra fina y granulada, ya que las semillas son tan pequeñitas se esparcen al voleo procurando no concentrarse demasiado en una zona. Para culminar hay que regar ligeramente.

Lo ideal es mantener la tierra húmeda mediante riego por spray, aspersor o atomizado. Nunca hay que generar encharcamiento.

La germinación se produce entre los 4 y 25 días de sembrado, esto es porque depende mucho del clima en donde se encuentre.

El trasplante se realiza una vez que los brotes tienen unos 10 cm de alto, siempre procurando aportarle las condiciones necesarias para que prospere.

Las amapolas son fácil de cuidar, se auto polinizan y generan gran cantidad de semillas para crear nuevas plantas.

Usos de la amapola

  • Antes de que comience a florecer se pueden aprovechar sus hojas, las que se consumen como si fueran espinacas. Pero cuidado, sólo se pueden ingerir en este momento, ya después son tóxicas para el ser humano.
  • Los pétalos se emplean para perfumería, aceites esenciales y medicina naturista. Estos se deben cultivare cuando la flor apenas abre.
  • Las semillas son muy apreciadas en gastronomía, se emplean como condimento, sobre todo en masas de repostería.
  • Si bien las variedades comercializadas de amapolas son legales, todas tienen un pequeño porcentaje de opio, por lo que conviene consumirlas con moderación y suspender la ingesta antes de análisis específicos.

Fuente: plantas y flores online

Foto: Pixabay

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS