Cómo regar las orquídeas

Las orquídeas en su hábitat crecen y se desarrollan en plenitud sin demasiados inconvenientes, pero en el hogar requieren de muchísimos cuidados para mantenerlas vivas y radiantes.

Por lo general se las coloca en maceteros especiales que poseen agujeros de drenaje en la base y los laterales, e incluso a veces son de un material transparente que permite verificar la humedad y permite el paso de la luz para que la reciban las raíces.

El sustrato es por demás de ligero, es esencial para que permita que el agua pase rápidamente y no se estanque, ya que esto puede resultar fatal para la planta.

Pero bien, pasemos a hablar en detalle sobre…

Pink phalaenopsis orchid flower

El riego de las orquídeas

El riego de las orquídeas ha de hacerse por la mañana, de modo que la planta tenga todo el día para eliminar el excedente de humedad gracias al calor del sol.

Pero no está de más destacar que se las ha de rociar con poca agua varias veces por día para ayudarle a mantener un buen nivel de humedad en hojas y flores.

En cuanto a la frecuencia, depende mucho del clima, ya que si la temperatura es más baja el riego ha de espaciarse entre 10 a 15 días, mientras que en sitios más cálidos es necesario hacerlo 1 a 2 veces por semana ya que el calor hace que el agua se evapore más rápido.

Regado con chorro de agua en orquídeas

Los expertos recomiendan tomar la planta y ponerla bajo un chorro suave de agua, por lo general con una ducha para que el liquido no caiga solo en un sitio.

Se ha de mantener la orquídea bajo el agua por un minuto, comprobando que el excedente sale por los agujeros del contenedor sin estancarse.

Es de suma importancia comprobar que toda el agua fue drenada, ya que, si la tierra retiene un exceso de líquido, las raíces pueden pudrirse. En caso de que no se haya avenado bien, hay que cambiar el sustrato por uno más ligero, específico para orquídeas.

Foto: <a href="http://<a href="https://www.freepik.es/foto-gratis/jardin-flor-orquidea-color-purpura-oscuro-flor_18477171.htm#query=orquideas%20jardin&position=45&from_view=search&track=sph">Imagen de DejaVu DesignsFreepik

Regado por inmersión

El regado por inmersión es otra técnica muy empleada para el mantenimiento y cuidado de las orquídeas.

Para ello se coloca agua en un recipiente y se sumerge la planta hasta el límite del sustrato ¡no por completo! (recuerda que la tierra tiene que ser la específica para orquídeas y la maceta con agujeros en base y laterales).

El tiempo recomendado de inmersión es de 10 minutos, pero si se percibe que antes de este lapso las raíces se han tornado verdosas, es momento de retirar la planta del agua.

Comprobarás que al retirar la maceta el nivel de agua en el contenedor va a haber descendido, y que las raíces de la orquídea habrán pasado de blanco a verde.

Coloca la planta en otro contenedor mas grande y vacío para que se vaya desaguando el exceso y este no vuelva a las raíces. Si el recipiente no tiene desagüe, ve retirando el agua drenada hasta que notes que la planta expulsa más líquido.

Una vez culminado este proceso, vuelve a colocar tu orquídea en su sitio habitual.

Errores habituales en el riego de las orquídeas

Riego frecuente: ocasiona que las raíces se pudran fácilmente si hay demasiada humedad en el sustrato.

Riego nocturno: el riego a la noche hace que el agua se estanque fácilmente, en la tierra y en las hojas y flores de la planta, lo que genera además de pudrición de raíces, la aparición de hongos.

Desconocer el tipo de orquídea que se tiene y sus necesidades. No todas las orquídeas tienen los mismos requerimientos, hay que saber con qué variedad contamos para poder brindarle el mantenimiento adecuado.

Una buena forma de distinguir si la planta necesita agua es observando el color de las raíces, que se verán blancas cuando precisa de un riego, o los pseudobulbos en los que almacena líquido, los que se notarán muy finos si están deshidratados.

Fuente: ecología verde

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *