6 Suculentas y cactus que se pueden comer

Sin lugar a dudas que las suculentas y cactus son unas de las plantas más fáciles de cultivar y mantener ya que prácticamente no requieren cuidado alguno.

Además de ello son plantas ornamentales, de bellas flores y llamativos colores, e incluso algunas especies pueden cambiar de tonalidad según cómo las tratemos.

¡Pero estas ventajas no son las únicas, existen especies de suculentas y cactus que se pueden COMER!

Sí, has leído bien, son comestibles y en este articulo te vamos a contar cuáles son las variedades que puedes cultivar y saborear en tu hogar.

6 suculentas y cactus comestibles

  1. Áloe (Aloe vera)

El aloe vera es muy popular gracias a los beneficios que posee para la piel, pero no muchos saben que esta planta también es comestible.

Su interior gelatinoso e incluso la cáscara, es apta para consumo, (con moderación).

Aporta beneficios a la salud como ser:

Ayuda a nivelar el pH del estómago

Ayuda a la motilidad intestinal

Es un protector hepático

  • Sedum (Sedum sediforme)

Planta resistente como pocas, de hojas carnosas donde almacena gran cantidad de agua es una variedad de suculenta comestible.

Las hojas y tallos tiernos saben a pimienta, algunas variedades son algo amargas, pero en la cocción se neutraliza el amargor.

Se consume tanto cruda como salteada o hervida, pero hay que tener mesura con la cantidad ya que un exceso puede generar diarrea.

Beneficios:

Ayuda a reducir la presión arterial.

Disminuye el colesterol malo.

Es antitusiva.

Es laxante.

  • Cactus Saguaro (Carnegiea gigantea)

Este cactus con flores blancas que abren por las noches es originario de América del norte.

De la planta se consumen las frutas, que son de color rojizo y extremadamente dulces, con semillas de sabor similar al de la nuez.

Del fruto se consume todo, desde la pulpa hasta las semillas e incluso también sirve para hacer jugos y bebidas tanto alcohólicas como sin alcohol.

Beneficios de su consumo:

Gran aporte de fibras.

Rico en vitamina B12, fomenta el crecimiento de bacterias probióticas en el intestino.

  • Fruta del dragón o Pitahaya (Hylocereus spp.)

Esta fruta tan codiciada proviene de una suculenta muy cultivada por su floración intensamente perfumada.

Beneficios del consumo:

La pitaya es rica en antioxidantes, carotenoides, polifenoles y antocianinas. Combate los radicales libres y previene el envejecimiento prematuro.

Es baja en calorías.

Aporta una buena dosis de fibra, protege la salud intestinal y favorece en crecimiento de bacterias beneficiosas.

Ayuda a elevar los niveles de hierro.

  • Cactus barril (Echinocactus grusonii)

Es una planta muy longeva que da un fruto de sabor ligeramente agrio que se puede consumir curdo o cocido. Las semillas también son aptas para consumir y se las suele tostar para resaltar el sabor.

Beneficios de su consumo:

Aporte de vitaminas A, C y E.

Ayuda a prevenir la inflamación de los tejidos.

Es beneficioso para las personas diabéticas ya que ayuda a nivelar la insulina.

Ayuda en la recuperación de una resaca.

  • Verdolaga (Portulaca oleracea)

Es una suculenta que en las regiones en donde es autóctona, suele crecer de forma espontánea en cualquier pedacito de tierra, es muy invasiva y no requiere de mantenimiento alguno.

Se la puede cultivar por semilla o por esquejes, requiere de mucho sol y poco riego.

Se consumen tanto los tallos como las hojas, posee un sabor ligeramente ácido pero muy agradable.

Se la puede comer tanto cruda como cocida, también sus semillas son aptas para consumo humano.

Aporte nutricional:

Buena dosis de ácidos grasos Omega-3, vitamina E y C.

Acelera el metabolismo basal.

Fuente: Eco Jardín Magico

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *