Sansevieria, cuidados y consejos

La Sansevieria, también llamada lengua de vaca, de tigre, de suegra y espada de San Jorge, es una planta que se caracteriza por hojas veteadas y listadas.

Es muy habitual en los jardines, en el interior de los hogares y en la decoración de espacios públicos, y esto se debe mayormente a que se propaga con gran facilidad.

La Sansevieria es originaria del África y Asia, pertenece a la familia de las Liliaceae, y comúnmente se encuentran dos variedades: la variedad alta de hojas en forma de espada, y la baja con hojas que forman una roseta.

Si bien se trata de una planta resistente, tiene la particularidad que si se dañan los extremos de las hojas, deja de crecer.

Variedades de Sansevieria

  • Sansevieria trifasciata: de hojas gruesas con forma de espada, tienen color verde intenso con sectores más claros que forman líneas grises blanquecinas en brácteas.
  • Sansevieria trifasciata laurentii: al igual que la antes mencionada, tiene hojas largas en forma de espada y, pero en lugar de márgenes blancos, en esta variedad son de color verde dorado intenso y recorren toda la extensión de la hoja.
  • Sansevieria trifasciata hahnii: una variedad de Sansevieria compacta en la que las hojas puntudas y ovaladas, están dispuestas en forma de espiral formando una roseta de color verde intenso con bandas de un tono más claro.

Cuidados de la Sansevieria

Primavera y verano

Cambiar la planta de recipiente si ha superado la capacidad e la maceta. Debe tener buen drenaje y se la puede colocar a pleno sol.

El riego es igual al de las suculentas, siempre hay que dejar que la tierra se seque antes de volver a regarlas, aunque controlando que no le llegue una excesiva cantidad de agua.

Es recomendable agregar fertilizante líquido al agua cada tres semanas.

Otoño e invierno

La planta tiene que estar situada en un lugar luminoso, en temporadas frías no necesita mucha agua, por lo general con una vez al mes es suficiente.

Propagación de la Sansevieria

Por división

Cuando la planta ha llegado a los 15 cm de altura en el caso de las variedades altas, y a los 5 cm en las bajas, se las puede propagar por división. Un proceso beneficioso si la planta ha crecido de forma considerable.

La división se debe realizar en primavera antes de que comience el nuevo crecimiento. En el caso de las variedades altas, hay que cortar el rizoma con un cuchillo y dividirlo dejando un par de hojas y raíces en cada trozo.

En el caso de las de forma de roseta, se corta el rizoma procurando que en cada parte quede una roseta que haya empezado a desarrollarse a lo largo de los estolones del rizoma principal.

Los cortes se tienen que espolvorear con azufre e insertarlos inmediatamente en la tierra, tratando de que la temperatura se mantenga dentro de los 21 grados hasta que hayan prendido.

Por esquejes

Los esquejes de las hojas se toman en verano cuando la planta está creciendo con fuerza. Para hacerlos hay que cortar sectores de 5 cm de la hoja y dejar que formen callos. Seguidamente se inserta la mitad inferior de cada sección cortada en la tierra de cultivo.

Es importante destacar que en el caso de la Sansevieria trifasciata, este sistema de propagación no reproduce los dibujos de las hojas, las que serán siempre lisas. Por lo que conviene que esta variedad sea reproducida mediante división, o en su defecto, con semillas.

Por semillas

Las semillas se han de plantar desde el invierno a la primavera en tierra compuesta por  tres partes del compost y una de arena gruesa húmeda. El recipiente se debe mantener a unos 24 a 27 °C, y estar cerrado hasta que las plántulas broten.

Una vez que se puedan manipular, se destapa el recipiente y se las deposita en el sitio destinado.

Problemas comunes de la Sansevieria

  • L exceso de agua da hojas podridas en la base y manchas marrones. Es necesario cortar las partes del rizoma que se ha podrido y dejar que la tierra se seque por unos días.
  • Las hojas dañadas se tienen que eliminar y colocar azufre en los cortes.
  • Cuando las variedades jaspeadas pierden sus dibujos, hay que llevarlas a un sector donde reciban mayor cantidad de luz solar.
  • Cuando aparecen manchas blancas y velludas o marrones, es señal de que está infectada con cochinillas, la plaga se controla fácilmente en estas plantas limpiando las hojas con un algodón embebido en alcohol metílico.

Consideraciones

Las Sansevierias altas tienden a caerse si se las coloca en macetas plásticas y chicas, lo ideal es que el recipiente sea más grande y pesado.

Antes de comprar un ejemplar hay que verificar que las bases de las hojas estén sanas y no se vean indicios de podredumbre. Las puntas y bordes de las hojas también tienen que estar sanos.

Las Sansevierias mejoran mucho la calidad el aire, por lo que es una planta ideal para tener en la habitación.

Fuente: Entre plantas y macetas

Foto: Freepik

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS