Suculentas, Cómo Cambiarles el Color

Las suculentas son atractivas a nuestros ojos por la diversidad e sus formas y colores. La realidad es que el cambio de tonalidad es posible en algunas especies de crasas y suculentas, mediante el estresado de las plantas.

En este artículo vamos a ver de qué forma se puede conseguir un cambio en el color de las suculentas, cabe destacar que no todas las especies son aptas para ello y el proceso ha de realizarse con sumo cuidado para no dañar la planta.

El color en las suculentas

Durante la fotosíntesis, las plantas absorben agua y dióxido de  carbono que luego trasforman en glucosa y oxígeno, proceso durante el cual la clorofila, carotenoides y antocianinas tienen un rol fundamental.

Estos pigmentos determinan la coloración  de una planta. Cuando la suculenta está a la sombra o no recibe una gran cantidad de sol, la clorofila es más abundante ya que es capaz de capturar la escasa luz solar que llega y mantener el proceso de fotosíntesis.

En cambio, cuando la suculenta se encuentra a pleno sol y/o es expuesta a temperaturas extremas, secreta una mayor cantidad de antocianinas, ya que las necesita para protegerse de la radiación ultravioleta y del calor.

Es importante destacar que las antocianinas son estables a temperaturas bajas, razón por la que es común ver suculentas de colores llamativos en invierno y se tornan más verdes en el verano.

Estresando las suculentas

Para conseguir un cambio de color en una suculenta es necesario recrear el hábitat natural de la planta. Esto es apropiado para las especies que son desérticas, las que al encontrase expuestas a condiciones extremas como sequía, exceso de sol, altibajos en la temperatura y suelo pobre en nutrientes, reaccionan modificando su coloración.

Sustrato: tiene que ser pobre y drenar rápidamente el agua.

Escases de riego: las suculentas soportan muchos días sin agua, para conseguir el cambio de color hay que regarlas con escasa frecuencia pero con la cantidad suficiente de agua para que sobreviva.

Pleno sol: cuando son expuestas al sol pleno durante toda la mañana hasta la tarde, se consigue un cambio en su coloración.

Cambios de temperaturas: las suculentas son capaces de protegerse de las temperaturas extremas, sean altas o muy bajas. Es por ello que se producen cambios en su coloración.

Fertilización: cuando el suelo carece de nutrientes la planta cambia de coloración, por lo que es conveniente dejar de fertilizarlas para fomentar esta modificación.

Variedades de suculentas que cambian de color:

  • Kalanchoes
  • Sempervivums
  • Aeonium
  • Echeverias
  • Sedums
  • Euforbias
  • Crassulas
  • Aloes

Consideraciones importantes:

  • No se debe estresar las plantas todo el año, ya que de lo contrario podrían morir.
  • Hay que mantener las suculentas vigiladas cuando se las estresa, estar alertas ante cualquier anomalía como puntas amarronadas o secas, esto indica que está sufriendo.
  • Las hojas arrugadas son indicio de maltrato y es necesario suspender el procedimiento.

Fuente: Jardineros profesionales

Foto: Freepik

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS