Dracaena braunii (Bambú de la Suerte) en Tierra

El llamado Bambú de la suerte en realidad no es un bambú. Se trata de una dracaena, la Dracaena braunii originaria de Camerún, en África occidental.

El hábitat natural de esta especie es el sotobosque de la selva tropical, zona con poca iluminación, temperaturas frescas y protegida de las agresiones climáticas.

Por las razones arriba mencionadas, es un ejemplar que fácilmente se adecua a los ambientes interiores, no así en el exterior del hogar.

bambú de la suerte

La Dracaena braunii, Bambú de la suerte

Es muy frecuente ver este ejemplar en los viveros, pero sumergidos en agua, con tallos largos enroscados y algunas pocas hojas en sus extremos.

La realidad es que la planta está sobreviviendo en agua, no es una planta acuática. Para que se pueda desarrollar en plenitud es indispensable que se la mantenga en sustrato, de lo contrario nunca va a prosperar como debería.

Como ves, puedes trasplantar tranquilamente tu bambú de la suerte a la tierra, siempre procurando mantenerlo lejos de los rayos del sol de forma directa, con sustrato ligero y con buen drenaje y a temperaturas que no superen los 20 grados que no bajen de los 15ºC.

Cuidados de la Dracaena braunii o bambú de la suerte

Los cuidados son sencillos, no es quisquillosa en cuanto a sus necesidades. Lo importante es mantener la temperatura estable de entre 15 a 20°C, en zona iluminada, pero sin sol directo.

Si se la coloca en el exterior, hay que cuidar que el sitio en donde esté la provea de reparo a las agresiones externas y el clima ha de ser ameno, no tolera los veranos calurosos ni los inviernos muy fríos.

El sustrato tiene que ser suave y arenoso, ya que no puede crecer bien en tierra compacta y necesita lugar para que se desarrollen las raíces. La maceta tiene que tener varios orificios de drenaje, y ha de trasplantarse cuando ha crecido lo suficiente.

Riego y abono

El bambú de la suerte necesita de poco riego, solamente hay que regar el ejemplar cuando el sustrato se ve seco.

El abono ha de realizarse cada 6 meses con composta, o bien una vez al mes con fertilizante líquido.

Reproducción

Se puede reproducir mediante esqueje, estos se cortan y se ponen en agua de forma temporal hasta que le salen raíces.

Hay que procurar que el agua cubra completamente las raíces y se la debe cambiar cada tres días para que no se pudra, mantener la oxigenación y evitar plagas comunes en agua estancada.

Enfermedades y plagas del bambú de la suerte

Es muy resistente pero un exceso de agua cuando está en sustrato o bien cambios bruscos de temperatura pueden volverlo victima fácil de los hongos.

En esos casos hay que podar las partes afectadas y pasar fungicida orgánico en el resto de la planta.

¿Cómo plantar en tierra el bambú de la suerte?

Ante todo, la maceta y el sustrato deben ser idóneos: tener buen drenaje y la tierra tiene que estar bien suelta.

Se planta el tallo a unos 5 cm de profundidad, y si hay más de una planta, deben estar ligeramente inclinados para que no se choquen entre sí.  

Cuidados del bambú de la suerte en tierra

La Dracaena braunii no tolera el encharcamiento, es mas resistente a la falta de agua que al exceso. Si bien se debe tratar de mantener el suelo con humedad, no hay que regar en exceso, y el sustrato ha de ser con muy buen drenaje.

Lo ideal es regar con agua de lluvia, embotellada o de grifo que haya estado expuesta al sol para eliminar el cloro.

Colocar piedras bajo el sustrato en la maceta es una buena forma de evitar el encharcamiento y favorecer el drenaje, de este modo se garantiza que el exceso de humedad se libera sim mayores inconvenientes.

Fuente: Guía de Jardín

Huerto en casa

Dani
Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *