Chlorophytum Comosum, Mala Madre

El Chlorophytum comosum, más conocida como lama Madre o Lazo de Amor, es una planta polivalente que se la utiliza como planta colgante de interior, y de exterior en semi sombra.

Es una planta ornamental muy apreciada por los paisajistas, su particular forma de reproducción le da una apariencia atractiva de flores suspendidas en el aire, y su rápido crecimiento y densidad, permiten usarla como una mata cubre suelos.

Mala Madre

Este peculiar nombre se lo ha ganado por la forma reproductiva que posee, están quienes ven que parece alejar a sus hijos (estolones) de ella. Pero, paralelamente, también se la llama Lazos de Amor, una interpretación opuesta a la anterior, sus hijos se alejan, pero siguen manteniendo un vínculo con la madre.

Chlorophytum comosum

Perteneciente a la familia Liliaceae, la mala madre es oriunda de las zonas costeras y húmedas de Sudáfrica.

Es una planta herbácea perenne que crece en roseta y desde la base nacen largos y numerosos estolones de los que surgen retoños, los que hacen raíces cuando tocan la tierra. Según la variedad de mala madre, pueden llegar a medir mas de 50 cm de alto.

El tallo es corto, se mantiene al ras de la tierra y posee forma de acaule, las raíces son gruesas y tuberosas, aéreas y bajo tierra.

Las hojas parecen cintas con bordes enteros, son alargadas y miden entre 20 y 40 cm de longitud, con porte pendular en verde y blanco. Según la variedad la banda blanca puede ser central o no.

Posee pequeñas flores blancas hermafroditas, actinomorfas, con ovario súpero de tres carpelos unidos con un solo estigma y seis estambres. El fruto de la mala madre tiene forma de cápsula.

MIRA TAMBIEN  Tibouchina Urvilleana o Planta de la Gloria: Cultivo, riego y cuidados

Su uso ornamental

El Chlorophytum comosum es ampliamente usada para decorar espacios, en interior y exterior de la casa, a modo de planta colgante como de cubresuelos.

Es muy resistente, aunque no soporta el sol directo, sus hojas se queman y se detiene el crecimiento. Puede tolerar sequías y heladas de no más de -2ºC.

Cuidados del Chlorophytum comosum

Es una planta que prefiere suelos fértiles y con buen drenaje, no es presa fácil de las plagas y no requiere de gran mantenimiento, sólo que se respeten sus requerimientos lumínicos.

El riego debe ser moderado, un par de veces a la semana durante los meses de calor, y una vez cada 10 días en invierno, siempre procurando evitar el encharcamiento. La humedad de sustrato nunca debe ser excesiva, pero sí ha de mantenerse constante.

El abonado idóneo es con fertilizantes para planta de follaje. La temperatura ideal va desde los 18 y 25ºC, a una máxima de 30ºC y mínima de -2ºC.

En los climas muy secos, las hojas se van a estrechar y arrugar, incluso las puntas se van a ver quemadas. Se soluciona pulverizando la planta con un rociador y cuidando el riego. Las raíces tuberosas de la mala madre son capaces de almacenar agua y rehidratar la masa foliar.

Plagas y enfermedades

Es una planta rustica y resistente que rara vez se ve afectada por insectos, pero puede verse afectada por cochinilla, araña roja y pulgones si se encuentra debilitada.

MIRA TAMBIEN  Plantas de interior: Cómo cultivar Callisia fragrans en macetas

Variedades de Chlorophytum comosum

Las diversas clases de Chlorophytum comosum se diferencian por la longitud de sus hojas y distribución de los colores verdes y blancos.

Las más conocidas son:

  • Chlorophytum comosum Variegatum: el centro de sus hojas es verde y tiene franjas más claras en los bordes.
  • Chlorophytum comosum Pictoratum: posee hojas de color verde oscuro con el borde amarillo brillante. Crece mucho más lento que las otras y requiere de más luz.
  • Chlorophytum comosum Mandaianum: es de porte enano, con una lista amarilla en todo el largo central de las hojas.
  • Chlorophytum comosum Vittatum, esta variedad tiene hojas retorcidas en las que el centro es de color claro y es de crecimiento es más lento.
  • Chlorophytum amaniense, es una especie de mala madre con hojas más anchas y peciolo.
  • Chlorophytum capense, otra especie que tiene las hojas más anchas con los nervios bien definidos.

Multiplicación de la mala madre

Por su sistema de reproducción, el hacer nuevas plantas es muy sencillo, solo basta con extraer los hijos de los extremos de los estolones y sembrarlos. De este modo se consiguen 2clones” de la planta madre.

Para asegurar el enraizamiento de los hijuelos, se puede colocar los extremos de los estolones con retoños sobre sustrato para plantas de interior, pero sin separarlos de la planta madre hasta que se note que han prendido.

A partir de la cuarta semana se puede cortar los estolones, y esto se note porque la planta ha aumentado de tamaño y se la ve vigorosa.

Fuente: Flores y plantas

Dani
Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *