5 Palmeras de Interior

Las palmeras de interior sin lugar a dudas que son muy decorativas, sus hojas de variadas características según la especie, siempre tienen la capacidad de elevar el estilo de una habitación, y lo mejor de todo es que son plantas de pocos cuidados.

En este artículo veremos 5 variedades que puedes conseguir para dar vida a esos rincones de tu casa que necesitas llenar para conseguir un toque distintivo y personal.

Sigue leyendo para descubrir hermosas palmeras, sus cuidados y recomendaciones básicas.

5 palmeras de interior

  1. Chamaedorea elegans o camadorea

Una variedad de palmera de interior muy popular, la Chamaedorea elegans, también conocida como palmera de salón.

Esta especie tiene hojas bífidas de un color verde claro a grisáceo, tanto que se asemeja mucho a las hojas de bambú.

En estado natural crece hasta los 3 metros de altura, pero al estar en maceta su crecimiento dependerá de la profundidad y tamaño del contenedor.

Necesita de luz solar de forma indirecta y un riego regular.

  • Phoenix roebelenii o palmera enana

Popularmente conocida como palmera enana, es una variedad que curiosamente llega a los 5 metros de alto en su hábitat natural, pero en maceta no va a sobrepasar los 2 metros.

Necesita de un contenedor y sustrato con buen drenaje, abundante iluminación con riegos dos veces a la semana, cuidando que la tierra no se quede encharcada porque las raíces se pudren muy fácilmente.

  • Dypsis lutescens o areca

Es una especie de palmera de interior multicaule, lo que quiere decir que puede dividirse en varios tallos.

En estado natural mide de 3 a 6 metros de alto, necesita de buena iluminación, pero reparo de las corrientes de aire. El riego tiene que ser moderado, unas dos veces en invierno y 3 veces en el verano.

  • Archontophoenix alexandrae o palmera Alejandra

Es una variedad que permite el cultivo en maceta, proviene de Australia y tiene hojas de color verde en el haz, y una tonalidad más azulada en el envés.

Esta variedad de palmera es muy buscada por sus decorativas inflorescencias y frutos rojizos que la vuelven realmente atractiva y singular.

En cuanto a los cuidados prefiere la semisombra y debes regarla varias veces a la semana ya que no tolera la sequía, pero cuidado con el encharcamiento, la maceta ha de tener muy buen drenaje.

  • Howea forsteriana o kentia

Si bien esta especie es realmente alta en estado natural (puede llegar a medir unos 15 metros), se la puede cultivar en maceta tranquilamente debido a que su altura lógicamente va a ser mucho menor y el tallo no tiene más de 15 cm de grosor.

Es una palmera de crecimiento lento que requiere de luz solar directa al menos unas horas por día, pero procurando que sean los rayos solares más amables porque si no pueden quemarse sus hojas con extrema facilidad o pueden perder su coloración.

El riego ha de ser de una a dos veces por semana, con un sustrato de buen drenaje para evitar el encharcamiento.

Fuente: ecología verde

Foto: Need pix

Recibe Gratis Nuestros Articulos por Correo Electrónico

Dani
Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *