Palmeras en maceta

Si te gustan las palmeras, pero no tienen un gran terreno donde plantarlas, no te aflijas ya que puedes cultivarlas en maceta.

Hoy te explico cuál variedad y cómo mantenerla saludable y bella en maceta, pero antes veamos las opciones de palmeras más populares.

Las palmeras ornamentales más habituales en los viveros son 6 especies, a saber:

Howea forsteriana: alcanza hasta unos 10 metros de altura, posee un tronco delgado de 20 cm aproximadamente, las hojas miden unos 2 metros y crece muy muy lentamente. Esta última cualidad hace que se pueda tener en maceta durante muchísimos años sin que llegue a ser muy alta.

Dypsis lutescens: es una palmera multicaule, tiene varios troncos, y llega a medir unos 5 a 6 metros de altura. Necesita espacio, por lo que solo se podría tener en maceta de 5 a 6 años, o menos si se encuentra en un clima cálido.

Chamedorea elegans: es de un solo tronco, de crecimiento lento y llega tan solo a los 5 metros de altura. El tronco es delgado, solo 20 cm de diámetro y puede tenerse en maceta sin limitación de tiempo.

Livistona australis: es una palmera tropical que llega a los 10 metros de altura, su tronco llega a medir entre 30 a 35 cm de diámetro, y solo podría tenerse en maceta unos pocos años.

Cocos nucifera: el popular cocotero, crece hasta unos 10 metros y su tronco llega a medir de 30 a 35 cm de diámetro. No resiste el frío y solo se la puede tener en maceta cuando es un ejemplar joven.

Phoenix roebelenii: es idónea para estar en maceta, crece lentamente y no llega a medir más de 3 a 4 metros. Su tronco se mantiene delgado, en tierra llega a los 30 a 35 cm de grosor.

PALMERA EN MACETA
Palmera en maceta, foto Pixabay

Cuidados de las palmeras en maceta

Son plantas que de por sí necesitan muy buen drenaje, por lo que el sustrato de la maceta debe cumplir con este requerimiento.

Lo ideal es que el sustrato tenga una primera capa de greda volcánica, tiesto con un 60% de turna negra, un 30% de perlita y humus de lombriz.

Siempre ha de estar ligeramente húmedo,  a excepción del invierno que solo hay que regarla cuando la tierra se vea completamente seca.

Durante la época de crecimiento (primavera a verano) se ha de abonar la maceta con abono de palmeras o guano líquido, esto asegurará el desarrollo idóneo del ejemplar.

PALMERA EN MACETA
Palmera en maceta, foto Pixabay

Las plagas en las palmeras

Las cochinillas son una de las plagas más frecuentes en palmeras, sobre todo cuando el clima es seco y cálido.

Principalmente la cochinilla algodonosa y la llamada Piojo de San José, son las más                                                                                                                              frecuentes, y ambas se pueden exterminar limpiando las hojas con un algodón embebido en agua jabonosa, o mediante el rociado de un plaguicida con Clorpirifos.

Y si hablamos de las plagas, hay que vigilar mucho a las cochinillas, las cuales veremos sobre todo

También la Paysandisia archon y el Rhinchophorus ferrugineus suelen afectar a las palmeras que se encuentren en el exterior, no tanto a las de interior, pero conviene prevenir su infección con insecticidas específicos ya que se trata de plagas didficiles de erradicar que pueden acabar con la planta.

Fuente: JardineríaOn

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS