Tipos de Jardines, Conoce los más Comunes

Existen muchísimos tipos de jardín, que si bien difieren bastante unos de otros, todos son muy importantes y ofrecen lo que tanto necesitamos: un espacio de armonía en donde poder conectarnos con la naturaleza y liberar tensiones.

Un bello jardín ayuda a la salud mental de cualquiera, el tener la posibilidad de observar un bello panorama hace que por unos momentos los problemas y preocupaciones se esfumen, y se pueda recuperar aunque sea un ápice de equilibrio y paz.

Retomando con lo que nos acontece en esta oportunidad, si tienes un espacio en tu hogar al que le quieres dar un buen uso y realzar su belleza con variedad de plantas, este articulo te será de mucha utilidad ya que podrás descubrir los tipos de jardines existentes y cual podría adaptarse mejor a tu caso.

El jardín

El jardín existe desde tiempos inmemoriales, la jardinería ornamental se empezó a realizar desde hace más de 17 siglos, teniendo su origen en la antigua Babilonia. De ahí en más cada cultura del mundo hizo su propia versión de un jardín según su clima, costumbres, creencias, etc.

Los tipos de jardines se clasifican a groso modo según:

  • Uso, ya sean privados o públicos.
  • Por tipo de plantas, por ejemplo autóctono.
  • Por el estilo (miniatura, chino, rocalla, español…)
  • Por la organización, por ejemplo vertical, de macetas, botánico, hidropónico, etc.
  • Por el interés y la cronología, como es el caso del jardín histórico.

La variedad de jardines es realmente extensa, existen miles de variaciones muy interesantes que se pueden encontrar en todo el mundo, por lo que detallarlas en un solo artículo es una tarea imposible.

Veremos algunos de los más icónicos y populares, que pueden aplicarse a los hogares sin mayores complicaciones.

Tipos comunes de jardines

Xerojardín

El jardín xerófilo es un espacio donde las plantas colocadas requieren de muy poca agua. Generalmente se compone por cactus, crasas, agave, yucca, aloe, euphorbia, datilera, etc.

Son jardines idóneos para zonas en donde las precipitaciones son escasas, o bien para personas que no tienen tiempo ni la dedicación necesaria para mantener un jardín, ya que estas plantas son prácticamente indestructibles.

Jardin Xerofilo. Foto Freepik

Jardines de macetas

Este tipo de jardín es común en hogares que no disponen de un espacio de tierra o bien donde la calidad de la misma no es buena.

Con dedicación y una mirada artística, se pueden lograr jardines de macetas realmente bellos. Lo que sí es importante cuidar la estética de los contenedores como también saber qué tipos de plantas colocar según el espacio y características de luz y sombra que tienen.

Jardín japonés

Es un jardín realmente bello pero también difícil de realizar ya que, como la cultura oriental, todos los elementos que lo componen tienen un significado.

La característica que tienen es que se toman como si fueran un archipiélago de Japón, con islas que salen hacia el mar. En tierra, las islas son representadas con rocas, y a los alrededores de ellas se elabora todo el jardín.

Jardín Japonés. Foto tomada de Freepik

Las plantas más habituales en estos jardines son las cañas de bambú, los helechos, el pino negro japonés, el cerezo, el arce japonés, la haya japonesa, entre muchos otros. Los estanques con peces Koi y plantas acuáticas también son típicos de estos espacios tan mágicos.

Jardines mediterráneos

Los jardines mediterráneos son típicos de zonas con clima cálido y seco, se conforman por plantas resistentes a altas temperaturas y poca agua, pero que no soportan heladas demasiado intensas en invierno.

Si bien comparten algunas características del jardín xerófilo, en este caso las plantas que componen un jardín mediterráneo son autóctonas como es el caso de la lavanda, el  acebuche, romero, el palmito, madroño, la encina, además de árboles frutales.

Jardín silvestre

Es un jardín natural, que se compone exclusivamente por plantas autóctonas de la región. Como también es un espacio donde se preserva la vida de los animales e insectos típicos, no se emplean productos fitosanitarios químicos de ningún tipo, y la intervención humana en el desarrollo del mismo ha de ser mínima.

Jardines ingleses

Tiene la particularidad de crear un espacio en donde la naturaleza es la que prima y en ellos el agua es el elemento central. Tienen lagos, estanques y fuentes, setos delimitando senderos y flores que surgen delicadamente en caminos que llevan a rincones únicos.

Jardines franceses

Este tipo de jardín se basa en la geometría, cada elemento que lo compone está colocado de forma estratégica con el resto generando puntos de fuga que dan una sensación de amplitud.

Las plantas están manipuladas por el hombre para que tengan la forma apropiada, el agua siempre está presente en fuentes o bebederos y poseen una zona elevada desde la cual poder observar todo el panorama.

Jardín Zen

También conocido como jardín Feng Shui, son cada vez más comunes en las ciudades ya que favorecen la creación de sitio en donde prima la armonía y el equilibrio entre la naturaleza y la civilización.

Todos los elementos que componen un jardín de feng shui tienen un significado, deben estar colocados en la posición y dirección correcta, así como cada uno de ellos se destaca al mismo nivel otorgando esta armonía que propicie un sector de relajación y meditación.

Jardín vertical

Es un jardín cada vez más común en las grandes ciudades, sobre todo en hogares donde no se tiene mucho espacio exterior pero sus habitantes no renuncian a contar con un poco de verde que les alegre el espíritu.

Son versátiles, fáciles de realizar y realmente decorativos, además se pueden colocar tanto en el exterior de la casa como en el interior, dependiendo de las plantas elegidas lógicamente.

Existen muchas formas de realizar jardines verticales, todo depende de las características del lugar en donde se lo vaya a colocar. Pueden ir contra una pared preparada con palets y láminas fibrosas para que las plantas e puedan enraizar, o bien en variedad de macetas, etc.

Estos son sólo algunos ejemplos de los tipos de jardines existentes, la variedad es muchísimo más amplia que resulta imposible detallarla en un solo artículo.

Pero todas coinciden en que ofrecen calma al espíritu humano y son un nexo invaluable entre nosotros y a naturaleza.

Fuente: Jardinería On, Ecología verde

Foto: Freepik

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS