Usos de la Leche En el Huerto y Jardín

La leche es un excelente recurso para emplear en el huerto y el jardín. Ayuda en el crecimiento de las plantas, fertiliza la tierra, combate virus y bacterias además de aportar calco.

En este artículo vamos a ver los diferentes usos que le puedes dar a la leche en tu huerto y/o jardín, presta atención y toma nota porque es imperdible.

Usos de la leche en huerto y jardín

Fertilizante

Es excelente para brindar calcio a las plantas. Está indicada cuando tus plantas se ven atrofiadas y débiles, en especial tomateras, pimientos y calabazas.

Estas plantas cuando presentan un déficit de calcio suelen desarrollar la podredumbre apical, pero si fertilizas con leche podrás aportarles calcio y humedad.

Otro dato a destacar es que la leche es fuente de alimento para los microorganismos benéficos del suelo, por lo que su aporte hace que mejore la calidad del sustrato.

Fungicida y repelente de pulgones

Presenta gran efectividad contra el mildiu polvoriento. Simplemente se aplica con ayuda de un pulverizados sobre las hojas en ambos lados.

Además de matar las esporas del hongo, también forma una película nutritiva que fomenta la colonización de microorganismos benéficos, impidiendo la instauración nuevamente del hongo del mildiú.

Paralelamente, la leche sobre las hojas de la planta evita el atraque de pulgones, virus del mosaico y mosca blanca, convirtiéndose en un excelente preventivo de estas plagas.

Contras del uso de la leche en las plantas

Como no todo lo que brilla es oro, hay que destacar las contras que implica el uso de la leche. A saber:

Un exceso de leche no es bueno, porque contiene bacterias que al pudrirse dan como resultado un olor desagradable, y marchitamiento de la planta.

La grasa que contiene también se descompone y libera olores poco agradables.

Fomenta el aparecimiento de organismos fúngicos beneficiosos, pero poco agradables a la vista.

La leche descremada seca, favorece la formación de hongos en cucurbitáceas y crucíferas.

La clave, no abusar

Forma de aplicación de la leche en el huerto y jardín

Lo ideal es emplear leches que han vencido, que no son seguras para el uso humano, pero si para las plantas. También se puede emplear fresca, en polvo y evaporada.

Aprovechar los restos de leche del envase vacío es ideal, se mezcla con agua y se aplica en las plantas.

Se debe diluir en agua, no clorada. En caso de usar agua de grifo, dejarla reposar al sol por 24 horas para que se evapore el cloro.

Para potenciar el efecto se mezcla una parte de leche con una de agua, pero poniendo un 10% de leche con 90% de agua es suficiente.

Para rociar las plantas debes colocar leche y agua en la botella y pulverizar. Cuidado con el caso de los tomates, que pueden padecer hongos si el fertilizante permanece mucho tiempo sobre las hojas.

Por este motivo se debe aplicar por la mañana, antes que de el sol, así se seca en el transcurso del día.

En el caso de afección de hongo mildiu, hay que repetir el tratamiento dos veces a la semana.

Se puede aplicar leche con el agua de riego, a razón de medio litro de leche por metro cuadrado, siempre diluido en agua.

El fertilizado se debe hacer cada dos o tres meses, y rociar una vez al comiendo de la temporada de crecimiento del a planta y a la mitad.

Es recomendable no aplicar pesticida químico o fertilizante después de la leche, porque afecta los microorganismos que se alimentan de ella.

Fuente: Cosas del jardín

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Dani
Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *