Bokashi, compost al estilo japonés

Bokashi, compost al estilo japonés, significa  materia orgánica fermentada. Este sistema promueve la fertilidad de los suelos ya que aporta actividad biológica a la tierra.

El bokashi posee como principales componentes a los microorganismos eficientes (EM), los que tienen como finalidad el mantener el equilibrio biológico del suelo.

Cómo se hace el Bokashi

Existen muchas formas de realizar compost, pero este en particular se basa en la inoculación de diversos tipos de salvados de consumo humano y cáscara de arroz, junto con fermentos de ácido láctico, micelio de microorganismos de montaña (MM) y levaduras de cerveza.

A la mezcla se le agrega melaza, la que con sus azucares promueve el proceso de fermentación del compost.

El tiempo que demora en completarse todo el proceso depende de la temperatura ambiente, por ejemplo en climas cálidos estará listo a las dos semanas, mientras que a bajas temperaturas le toma un mes aproximadamente.

Efectos del compost Bokashi sobre las plantas y el suelo

Tiene como principal efecto el aceleramiento en el crecimiento de las raíces, también aumenta la capacidad de absorción de las mismas y, por ende, el aprovechamiento de los nutrientes que se encuentran en el suelo.

Las plantas al contar con un volumen mayor de raíces, tienen mejor anclaje, algo esencial en zonas ventosas.

La tierra abonada con este compost mejora notablemente su porcentaje de materia orgánica, microorganismos y nutrimentos. Tanto sus propiedades físicas como químicas, físico químicas y microbiológicas se ven renovadas, a saber:

  • Mejora la estructura y permeabilidad.
  • Aumenta la liberación de macro y micronutrientes.
  • Se produce una leve acidificación del pH.
  • Aumenta la proliferación de hongos, bacterias y microorganismos eficientes.

Cómo y cuándo aplicarlo

Por lo general para paisajismo y jardinería se aplica bokashi antes de la plantación. En regiones de climas fríos lo ideal es hacer un hueco mayor al habitual y aplicar en el fondo una capa de compost de 1 o 2 cm y cubrir con tierra.

En el caso de un trasplante basta con adicionar una cucharada sopera de bokashi en la tierra que completará el agujero de plantación, para que se incremente la temperatura en la zona y sea favorable para el trasplante.

Para el mantenimiento de las plantas se rocía la presentación líquida de este compost diluida en agua sin cloro durante las horas finales de la tarde.

También se emplea para optimizar la calidad de compost urbano, ya que acelera el proceso de fermentación y el lixiviado, mejora la calidad del mismo y minimiza el olor.

Plantas ideales para abonar con Bokashi

En general todas las plantas se benefician con este compost ya que estimula el desarrollo de sus raíces, pero especialmente muestran mejorías:

Las acidófilas (azaleas, hortensias, jazmín del Cabo, camelias, etc.).

Las plantas tropicales cuando se trasplantan.

Las orquídeas.

Duración del Bokashi una vez preparado

Este compost posee una vida útil de 6 a 9 meses, siempre que se lo mantenga en oscuridad y con baja humedad ambiente.

Hay maneras de saber si se encuentra en buenas condiciones, por ejemplo si huele como a cerveza es señal de que se encuentra bioactivo, pero si huele a chocolate es indicio de que está llegando al final de su vida útil.

¿Se puede fabricar en casa?

Sí, es posible fabricar compost Bokashi de forma casera, pero hay que tener en cuenta ciertos aspectos para poder conseguir un producto de calidad. En un siguiente artículo veremos el paso a paso. ¡No te lo pierdas!

Fuente: La Nación

Foto: Pixabay

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS