» » Árboles tropicales para el jardín: El jinjolero (Ziziphus jujuba)

Árboles tropicales para el jardín: El jinjolero (Ziziphus jujuba)

1

El jinjolero (Ziziphus jujuba), también conocido como azufaifo, es un arbusto frutal de porte arbóreo originario de China y el Sudeste Asiático cuya presencia se ha extendido a otras partes del planeta, sobre todo regiones tropicales y templadas, donde es posible cultivarlo en los jardines para aprovechar sus exquisitos frutos.

Se trata de una planta de tamaño mediano que, dependiendo de la humedad a la que se encuentre expuesta, puede medir entre 5 y 12 metros de altura, aunque los especímenes hogareños no suelen superar los 2,5 o 3 metros. Su tronco es recto y luce una corteza de color gris claro.

Árboles tropicales para el jardín: El jinjolero (Ziziphus jujuba)


Sus ramas espinosas y densas se hallan pobladas por hojas caducas, ovadas y agudas, de color verde brillante, que miden generalmente 2 centímetros de largo por 5 centímetros de largo, con tres venas conspicuas en la base, y un margen con dientes finos.

Las flores del jinjolero son pequeñas, de 5 mm de ancho, con cinco pétalos de color verde amarillento. La fruta es una drupa ovalada comestible de 1 a 3 centímetros de diámetro; cuando es inmadura es de color verde liso, con la consistencia y el sabor de una manzana, pasando a marrón o negro violáceo cuando madura.

Esta especie se desarrolla mejor en climas tropicales en climas cálidos y secos, aunque tolera un amplio rango de temperaturas y precipitaciones. Debe tenerse en cuenta que, para una buena fructificación, se necesitarán veranos calurosos y abundante agua.

El cultivo del jinjolero no es complicado, siempre y cuando se cuente con un suelo arenoso y con una buena exposición al sol. Un sustrato bien drenado también es importante, ya que a las raíces de este arbusto pueden pudrirse si se dejan reposar en el agua por períodos prolongados. Para asegurar un buen desagüe se puede recurrir a una mezcla de tierra, arena y perlita.

Jinjolero (Ziziphus jujuba): Propagación y riego

Su propagación puede hacerse por semilla o aprovechando los brotes de raíz y las nuevas plantas pueden crecer muy bien en macetas siempre que el tamaño de las mismas se el adecuado para el desarrollo de la raíz. Por lo general se recomienda usar un contenedor de más de 60 centímetros de diámetro y más de 50 centímetros de alto, con agujeros de drenaje adecuados.

En cuanto a las necesidades de riego del jinjolero, se aconseja asegurarse de empapar ligeramente la tierra y no volver a aplicar agua hasta que los cinco centímetros superiores del suelo estén secos.


Articulo por Ruben | Categorizado en Arboles, Frutales | 23-09-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , ,


(1) Comentarios

Muy buenos sus artículos se aprende bastante cada dia

Deja tu comentario en Árboles tropicales para el jardín: El jinjolero (Ziziphus jujuba)