Ornithogalum o Estrella de Belén

La Estrella de Belén, cuyo nombre científico es Ornithogalum , pertenece a la familia de las asparagáceas.

Es una planta de origen sudafricano, prefiere los climas de temperaturas amables, pero puede adaptarse a otros climas si se le brindan los cuidados necesarios o si se la mantiene en el interior del hogar.

Se trata de una planta bulbosa perenne que se cultiva por sus atractivos racimos de flores, tango para decoración de jardines como a modo ornamental como flores cortadas en jarrones ya que duran en perfecto estado de una semana a 20 días.

Es perfecta para uso ornamental, por su atractivo y porte, incluso queda espléndida en interiores.

Las tres variedades de Estrella de Belén más cultivadas

Ornithogalum arabicum

Es una planta perenne bulbosa que posee racimos de hasta 15 flores blancas con el centro negro en forma de estrellas, las que expelen un intenso aroma capaz de perfumar el ambiente. La floración se da desde el fin de la primavera hasta el comienzo del verano.

Ornithogalum dubium

Es una planta perenne y bulbosa que posee racimos de flores de hasta 35 unidades, estas son de color amarillo y anaranjado con el centro negro, de menor calibre que las anteriores (unos 2.5 cm de ancho) y que florecen desde fin del invierno al principio de la primavera.

Ornithogalum magnum

Es también una planta bulbosa y perenne que posee grandes racimos de flores pequeñas en forma de pirámide, son de color blanco y en forma de estrella que miden aproximadamente unos 2,5 centímetros de ancho.

La floración se da desde fin de la primavera a principio del verano.

Siembra de la estrella de Belén

La estrella de Belén es una planta que necesita de pleno sol o en su defecto de una sombra ligera

Se la debe plantar en otoño, en un suelo rico en materia orgánica y humedad, con buen drenaje y a una profundidad de 15 centímetros, dejando la misma distancia entre planta y planta.

Durante el sembrado el bulbo de Ornithogalum se coloca con la parte puntiaguda para arriba, y una vez cubierto el hoyo se ha de esparcir un manto de hojas por encima para protegerlos de las bajas temperaturas.

El riego ha de ser ligero hasta que emerjan, y luego moderado durante el crecimiento de la planta.

Una vez que las flores se han secado, se recomienda recoger las semillas para evitar la propagación descontrolada.

Las hojas se van a ir marchitando de manera paulatina, estas solo deben retirarse una vez que estén amarillas.

Reproducción de la estrella de Belén

Se puede reproducir mediante división de bulbos una vez que estén completamente desarrollados, aunque también por semillas.

Fuente: Guía de jardinería

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Un pensamiento en “Ornithogalum o Estrella de Belén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *