Flor de Lis: Cultivo, suelo y riego

La Flor de lis (Sprekelia formosissima) es una planta bulbosa originaria de México muy conocida por sus elegantes flores rojas que tienen un aspecto que recuerda a una de las más conocidas figuras de la heráldica europea. Gracias a sus dimensiones y a sus pocas necesidades de cuidado, puede cultivarse en espacios interiores y exteriores, en bancales o en grupos aislados.

 

Flor de lis (Crédito: Herbert Kelly Jr.)
Flor de lis (Crédito: Herbert Kelly Jr.)

La Flor de lis puede alcanzar una altura de entre 20 y 50 centímetros, y presenta hojas lineares, planas y estrechas como cintas de color verde. Sus flores, que aparecen generalmente durante la temporada de verano, son hermafroditas, solitarias y bilateralmente simétricas. Las mismas están compuestas por seis pétalos en forma de cruz (tres erectos y curvados hacia atrás, y los demás colgantes hacia abajo), de un color rojo intenso con algunos sutiles toques dorados.

La época ideal para plantar ejemplares de Flor de lis dependerá del ambiente en la que se realizará el cultivo. En el caso de hacerse en interiores, se puede llevar a cabo en cualquier época del año, mientras que en espacios al aire libre la plantación debe tener lugar entre comienzos de la primavera e inicios de otoño, sobre todo en aquellos climas donde no se registran temperaturas muy bajas (cabe recordar que estas plantas crecen mejor en medios donde las temperaturas que van de los 10 a los 35 grados centígrados.

MIRA TAMBIEN  Margarita del Cabo: Cultivo, riego y cuidados

Ya sea que esta especie se cultive en interiores o exteriores, siempre necesitará de una muy buena iluminación, siendo muy agradecida si se la expone directamente al sol u otra fuente de luz. En aquellos espacios abiertos donde la incidencia del sol es muy fuerte, se puede colocar la planta bajo la protección de una media sombra ligera.

El sistema de multiplicación de la Flor de lis es por división de bulbos durante el período de reposo. Estos se entierran en suelos livianos y ricos en nutrientes, dotados con un buen drenaje. Cuando el cultivo se hace en macetas, se debe sembrar un solo bulbo por contenedor, dejando un tercio del mismo sin cubrir.

Flor de lis: Riego y floración

En cuanto a las condiciones de riego, el mismo debe ser abundante al momento de la plantación, para luego pasar a poco frecuente hasta que aparezca el brote de flor, tras lo cual se debe regar en forma moderada. La cuota de agua deberá volver a ser escasa un poco antes de que comiencen a registrarse las bajas temperaturas, en preparación para el período de reposo. En todos los casos, se debe evitar que el sustrato se seque del todo o que el agua se estanque.

MIRA TAMBIEN  Aechmea gamosepala: Características, cultivo y cuidados

Sprekelia_formosissima2_Diana's Designs

Siempre que se mantenga una buena exposición a la luz y no haya cambios bruscos de temperatura, la Flor de lis florecerá a las tres o cinco semanas después de su plantación.

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Ruben
Ruben