Los cuadros para la siembra: cómo organizarlos y preparar el suelo

Una vez realizadas las principales siembras de primavera, los siguientes quehaceres se refieren a la escarda y preparación de los cuadros para la siembra en la huerta, que le proporcionarán hortalizas en fechas más avanzadas del año cuando las primeras cosechas se agoten.

A continuación le enseñamos a preparar el suelo y le recomendamos las mejores variedades para cultivar.

El objetivo de los cuadros de siembra es activar el nacimiento a la vida de las simientes; por eso deben situarse donde reciban toda la luz del sol disponible y sus suelos han de ser ricos y finos.

Conviene tener una zona de cuadros de siembra porque a modo de banco de plantas, donde se mantienen los stocks de reserva hasta que se necesitan.

Los cuadros de siembra no tienen que ocupar demasiada extensión. Las hileras pueden no superar los 90 cm. de largo y 15 cm. de distancia y, dada la improbabilidad de cultivar más de 10 especies al mismo tiempo, no necesitan más de 1,5 m. de ancho.