Fertilizantes ecológicos para el huerto en casa

Los fertilizantes ecológicos son un recurso de origen vegetal, animal o una combinación de ambos para mejorar considerablemente la calidad del suelo. Tiene la capacidad de aportar nutrimentos, materia orgánica y microrganismos que son favorecedores para el desarrollo de las plantas.

Existe una amplia variedad de fertilizantes ecológicos, que va desde el estiércol de animales, al humus de lombriz, el compost, guano, abonos verdes, etc.

Beneficio del uso de fertilizantes ecológicos

  • No contienen químicos perjudiciales, tanto para el medio ambiente como para el humano.
  • Nutren el suelo, mejoran su estructura, facilitan la retención de agua y el intercambio de nutrientes en las raíces.
  • Son especialmente favorables para los suelos pobres en materia orgánica.

Tipos de fertilizantes ecológicos

Estiércol

Es excremento de animal, y la calidad del mismo depende de la especie de animal de la que procede como de otros factores.

Es capaz de mejorar notablemente la calidad del suelo en general, y se potencian sus beneficios cuando se los aplica después de haber sido fermentados y con adecuada humedad en el suelo.

Guano de isla

Se trata de una combinación de excrementos de animales, huevos, plumas, restos de aves marinas. Posee un gran contenido de nutrientes y se lo aplica mediante pulverización a profundidad para evitar la pérdida del amoniaco.

Humus de lombriz

Es el resultado de la descomposición de los residuos orgánicos de las lombrices, su pH es neutro, no tiene olor y su apariencia es muy parecida al café molido.

Este fertilizante posee un alto contenido de bacterias por lo que es muy beneficioso para mejorar la calidad biológica del suelo.

Abonos verdes

Se conforma de plantas cultivadas para ser empleadas como fertilizante, en su gran mayoría las leguminosas y gramíneas por su aporte de nitrógeno y materia orgánica respectivamente.

Este tipo de abono aporta una importante cantidad de biomasa y nutrientes, lo que mejora la estructura general del suelo.

Compost. Fuente Pixabay

Compost

Es un fertilizante creado mediante residuos orgánicos animales y vegetales, también se lo conoce como mantillo o tierra vegetal.

Tiene la capacidad de incrementar el contenido de materia orgánica a largo plazo ya que los nutrientes son liberados de forma progresiva, lo que termina por mejorar las propiedades y estructura de los suelos.

Por otra parte, estimula la diversidad microbial y su porosidad, lo que facilita la penetración  del agua y la formación  del humus de lombriz.

Bokashi

Es un fertilizante japonés muy completo que aporta micro y macro nutrientes a los suelos. Es capaz de activar las rizobacterias que hacen crecer las plantas, protege el huerto de los agentes patógenos y facilita la penetración de los nutrientes.

Fertilizantes ecológicos líquidos

·         Caldo microbiano de rizosfera

Posee microorganismos que se encuentran en la rizosfera de las plantas, mejora las condiciones físico, químicas y biológicas del suelo, e incrementa su fertilidad.

·         Caldo súper cuatro

Es una mezcla de estiércol de vaca, miel de caña, sulfato de cobre, zinc y magnesio, bórax, cal dolomita, agua, roca fosfórica y leche.

·         Caldo sulfocálcico

Este fertilizante es un poderoso insecticida y fungicida, también sella los cortes de poda y se emplea habitualmente en viñedos, frutales, plantas ornamentales y forestales.

·         Fermentado de estiércol vacuno

Incrementa la salud y productividad de las plantas, hace que proliferen las raíces y sean mucho más efectivas en la captación de nutrientes a la vez que las hace más resistentes.

Existe una amplia variedad de fertilizantes ecológicos, y la elección de uno u otro depende de las necesidades como también del tipo de suelo y cultivo en donde se los vaya a emplear.

Fuente: agroptima

Foto: Pixabay

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS