Tips para eliminar el moho blanco en las plantas

El moho blanco de las plantas, también conocido como podredumbre blanca, es una infección fúngica generada por el hongo Sclerotinia sclerotiorum.

Puede verse tanto en plantas de la huerta, como también en las ornamentales del jardín. Lo favorable del asunto es que su detección es bastante fácil, se identifica por la capa de color claro que suele causar en la superficie del sustrato.

Moho blanco

El moho blanco aparece cuando hay exceso de humedad y temperaturas cálidas, por lo general surge durante el verano y el otoño, cuando las lluvias son abundantes y el nivel de humedad alto. También puede salir cuando no se le prestan los cuidados necesarios a las plantas.

La prevención del hongo causante de la infección es determinante, para ello solo basta con revisar los drenajes de forma periódica para evitar la acumulación de líquidos dentro de la maceta.

En caso de que se trate de plantas sembradas en el suelo, el sustrato tiene que ser rico en materia orgánica, de este modo la tierra estará más oxigenada.

El moho blanco

El hongo Sclerotinia sclerotiorum se encuentra en la tierra, e incluso puede prevalecer por  muchos años. Crece primero en el sustrato y se va extendiendo hacia la planta con gran facilidad, e incluso puede afectar todo el jardín debido a la volatilidad de sus esporas.

En el ciclo de desarrollo del hongo, este secreta una sustancia de color blanquecina denominada micelio, que es la que afecta las hojas de las plantas infectadas.

Prevención del hongo blanco

Si bien es un organismo que se transporta con facilidad por el aire, agua, animales e insectos, es posible prevenir su desarrollo y proliferación con sencillos cuidados a considerar:

Mantener siempre despejados los drenajes de las macetas.

Curar la tierra infectada antes de colocarla en una maceta, y para ello basta con dejarla al sol para que se seque muy bien durante un mes.

Controlar el riego durante la temporada de humedad para no generar un exceso de la misma.

Evitar tener sectores de tierra con demasiadas plantas que impidan la circulación de aire entre ellas y que la tierra se seque.

Eliminación  del moho blanco

La planta afectada debe aislarse del resto y ser mantenida lejos del jardín para evitar que la esporas del hongo se diseminen.

Si está en maceta, hay que sacar la planta para evaluar el estado de las raíces. En caso de que estén afectadas hay que cortar las problemáticas. Seguidamente se vuelve a plantar pero en sustrato nuevo y la maceta previamente desinfectada.

El siguiente paso es limpiar la planta enferma, en las hojas sanas conviene pasar un algodón embebido con vinagre, mientras que las que tienen el moho necesitan ser podadas.

La canela es un gran aliado con poder anti fúngico, espolvorear la planta con ella ayudará a reducir el riesgo de que se vuelva a infectar.

La maceta ha de ser mantenida en un sitio aireado pero lejos de las demás plantas hasta su total recuperación.

En caso de que la planta esté en la tierra, es necesario emplear anti fúngicos específicos para moho blanco, los que atacan al hongo presente en las hojas como en el sustrato.

Fuente: MDZ

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *