» » Plantas para estanques: El junco florido (Butomus umbellatus)

Plantas para estanques: El junco florido (Butomus umbellatus)

0

Originalmente muy extendido por Asia y Europa. el junco florido (Butomus umbellatus) es la única especie de su género y se destaca por ser una de las más bellas plantas acuáticas, por sus pocas exigencias de cultivo y por su alta resistencia a condiciones de frío extremo.

Se trata de una planta perenne rizomatosa, moderadamente alta (llega a medir entre 60 y 100 centímetros de altura), que crece en los márgenes de agua en movimiento lento y de considerable profundidad. Sus hojas, delgadas y de color verde, son basales que se originan en un rizoma robusto que es rígido y erecto cuando está sumergido o laxo y flotante cuando está en aguas más profundas.

Plantas para estanques: El junco florido (Butomus umbellatus)

Foto: Ivar Leidus


La inflorescencia, que hace su aparición en verano, consiste en una umbela de muchas flores regulares, de 2 a 3 centímetro de ancho y de color rosa blanquecino. cada una de ellas presenta tres sépalos (petaloides), tres pétalos y nueve estambres con anteras alargadas, y seis pistilos que son simples, verticales y unidos en la base. Su fruto es una cápsula indehiscente y con muchas semillas.

Debido al tamaño que desarrolla, el junco florido puede resultar una buena opción ornamental para estanques grandes. Por lo general, sus rizomas se implantan entre 10  y 50 centímetros de profundidad, para estimular su crecimiento erguido.

Como se indicó previamente, los ejemplares de esta especie crecen a partir de un rizoma o tallo subterráneo. Si se compró la planta en invierno o principios de primavera cuando no tiene hojas, basta con enterrarlo horizontalmente, aproximadamente a 5 centímetros por debajo de la superficie del suelo.

Debido a que el rizoma del junco florido es muy quebradizo, no importa si se producen algunas roturas en el mismo, ya que las mismas no afectarán su desarrollo. Si se desea cultivarlo en macetas, debe tenerse en cuenta que cada planta necesita mucho espacio para el desarrollo de sus raíces a medida que crecen, por lo que se recomienda implantarlo en una maceta de al menos 2 litros de capacidad.

Junco florido (Butomus umbellatus): Necesidad de controlar su propagación

El interés por contar con esta planta acuática ha terminado por convertirla en una especie invasora en algunas zonas del mundo, gracias a su facilidad de propagación y a que su sistema de raíces es capaz de perturbar el área de crecimiento de las especies autóctonas.

Esta situación puede replicarse en el espacio confinado de un estanque, por lo que se aconseja llevar a cabo una labor periódica de control, cortando a mano los nuevos crecimientos de junco florido bajo la superficie del agua. El corte no matará a la planta, pero sí ayudará a disminuir la abundancia y es posible que se necesite una poda repetitiva durante toda la temporada de crecimiento.

Por último, no hay que olvidarse de retirar del agua todas las partes cortadas del junco florido, ya que es muy probable que se produzcan nuevos especímenes de los restos que no se eliminen.


Articulo por Ruben | Categorizado en Acuaticas | 25-11-2018




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , ,


Deja tu comentario en Plantas para estanques: El junco florido (Butomus umbellatus)