Plantas Acuáticas productoras de Oxígeno (III): Vallisneria gigantea.

La Valisneria gigantea es una variedad de planta de agua dulce muy empleada en la ambientación de acuarios de agua dulce.

Esto se debe principalmente a su alto nivel fotosintético y a su capacidad para adaptarse sin inconvenientes a diversas calidades de agua, como también a su apariencia ornamental. Tiene hojas en forma de lazo grande de un verde intenso muy bonito.

La Valisneria gigantea es una de las variedades de Valisneria mas grandes que existe, sus hojas miden desde 4 cm a tres metros de largo.

Valisneria gigantea

Es una variedad de planta acuática originaria de Filipinas, Malasia y Nueva Guinea, pero hoy día se la encuentra en casi todas partes del mundo.

 Se adapta sin problemas a diversidad de condiciones acuáticas, pero se desarrolla con mayor plenitud cuando el agua es de dureza media y con un pH mas bien neutro.

La Valisneria gigantea prefiere temperaturas cálidas, ya que se desarrolla con mayor rapidez, pero puede tenerse en temperaturas de menos de 18 °C y como máximo de unos 30 °C.

Con optimas condiciones de iluminación su crecimiento es bastante rápido(entre media y fuerte), pero se ve ralentizado cuando no tiene buena exposición solar, además de una deficiente propagación natural.

MIRA TAMBIEN  Plantas acuáticas de crecimiento rápido: La Limnobium laevigatum

Cuidados de la Valisneria gigantea

Es una planta acuática resistente y duradera, no posee muchas exigencias sobre el sustrato que se le brinde, e incluso genera raíces sobre los elementos decorativos del acuario, pero con el aditivo de hierro y sales de tanto en tanto para evitar que sus hojas se tornen amarronadas.

Acepta casi cualquier tipo de sustrato, desde grava fina o gruesa y arena, pero siempre preferentemente rico en nutrientes.

Lo que si es necesario cambiar el agua de forma regular y no demorar menos de 3 semanas para que la planta se desarrolle con normalidad.

No resulta una variedad recomendada en acuarios pequeños porque crece mucho, también considerar que las raíces de la Vallisneria gigantea no se aplasten cuando se las entierre y que la base esté bajo el sustrato.

La forma idónea de cultivarla es en grupos y dejando siempre 1cm de distancia entre el fondo y lados del acuario.

MIRA TAMBIEN  Plantas para estanques: La lechuga de agua (Pistia stratiotes)

Es una planta que requiere poco mantenimiento, pero si una poda dentro de todo periódica ya que es importante impedir que las hojas lleguen a tapar la superficie del acuario e impidan la entrada de luz.

Las hojas se cortan con una cuchilla afilada al ras del agua, procurando no desmembrarlas. Cabe destacar que las nuevas hojas no se deben cortar, de este modo se preserva el desarrollo de la planta y fortaleza.

Reproducción

Son plantas de fácil y rápida reproducción mediante estolones, por lo que es conveniente el ir cortándola y volviéndola a plantar de tanto en tanto para evitar una superpoblación de especímenes en el acuario.

También se reproducen por flores, cuando las condiciones del acuario son óptimas, generan los tallos que emergen en la superficie y florecen. Este es un fenómeno bastante raro de ver en acuarios, más que nada sucede en el hábitat natural.

Si quieres saber más sobre plantas productoras de oxígeno, no te puedes perder las entradas anteriores:

Plantas Acuáticas productoras de Oxígeno (I): Elodea canadensis o broza del Canadá

Plantas Acuáticas productoras de Oxígeno (II): Ceratophyllum demersum

Fuente: Jardinería On

Foto: Wikimedia

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Dani
Dani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *