» » Melón (Cucumis melo): Características y cultivo

Melón (Cucumis melo): Características y cultivo

0

El melón (Cucumis melo) es una planta herbácea perteneciente a la familia de las Cucurbitáceas originaria de los continentes asiático y africano, cultivada en distintas zonas cálidas del planeta para aprovechar su fruto que se caracteriza por su sabor dulce y su bajo contenido en calorías.

Se trata de una especie anual que desarrolla tallos rastreros muy extendidos, blandos y con zarcillos. Sus raíces son de gran crecimiento, que llegan a medir hasta un metro de longitud.

Melón (Cucumis melo): Características y cultivo

melon1


La planta de melón posee hojas palmadas y cubiertas de pequeños pelos. Cada una de éstas mide hasta 15 centímetros de largo y ancho. Sus flores son amarillas y se presentan solitarias (femeninas) o en fascículos de tres a cinco (masculinas).

La forma de su fruto varía de esférica a elipsoidal y su cáscara puede ser de textura lisa, reticulada, rugosa o acanalada, y de color blanco, gris, rosado, verdoso o amarillo. Su pulpa es carnosa, aromática y dulce, y su color puede variar dependiendo del cultivar.

Las semillas del melón se encuentran alojadas en una cavidad ubicada en el centro del fruto, tienen forma elíptica, y lucen amarillentas o blanquecinas. Cada fruto puede contener de 200 a 600 semillas.

El melón es una planta que crece y se desarrolla bien en lugares donde predominan los climas cálidos y los ambientes secos, con una buena exposición al sol y una adecuada provisión de agua.

La temperatura media mensual óptima para esta especie se ubica entre los 19ºC y 24ºC, con medias mensuales máxima de 30ºC y mínima de 15ºC.

Las semillas del melón germinan con rapidez en suelos húmedos con temperaturas de entre 25ºC y 30ºC. Los sustratos sueltos, areno-arcillosos, enriquecidos con materia orgánica y con un buen drenaje son los indicados para el cultivo de esta herbácea.

La siembra, por lo general, se realiza entre fines de invierno y la primera mitad del verano, en surcos separados por un metro de distancia y guardando un espacio similar entre cada planta.

Cuando los tallos alcanzan alrededor de 50 centímetros es el momento de realizar una carpida poco profunda con el objeto de eliminar las malas hierbas que pudieran haberse desarrollado entre las plántulas.

Para obtener frutos de melón con un mejor tamaño se recomienda llevar adelante un raleo cuando aquellos comienzana formarse, dejando  sólo tres o cuatro por planta.

Riego y cosecha del melón

En cuanto a sus necesidades de agua, esta especie necesita recibir una cuota de riego de aproximadamente 500 mililitros. Cuando el cultivo se realiza en zonas áridas, es conveniente realizar riegos cada ocho días.

melon0

Dependiendo de la variedad cultivada, el tiempo entre siembra y cosecha puede comprender de 60 a 120 días. El fruto no debe retirarse hasta que la corteza alrededor del pedúnculo ceda ligeramente a la presión de los dedos.

Una vez cosechado, el melón se puede mantener bien conservado entre dos y ocho semanas a temperaturas de 0ºC a 3,5ºC y humedad ambiente del 85 por ciento.


Articulo por Ruben | Categorizado en Huerta | 18-07-2016




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , ,


Deja tu comentario en Melón (Cucumis melo): Características y cultivo