Arbustos para el jardín: El viburno de hoja correosa (Viburnum rhytidophyllum)

El viburno de hoja correosa (Viburnum rhytidophyllum) es uno de los arbustos ornamentales más populares en la jardinería. Se trata de una especie de originaria de China muy apreciada por la facilidad de su cultivo y su crecimiento rápido.

Se trata de un arbusto de hoja perenne y hábito erguido, capaz de desarrollarse hasta alcanzar entre 2 y 3 metros de altura. Sus hojas son ovadas-oblongas a ovadas-lanceoladas y de color verde oscuro, algo brillantes y arrugadas.

Foto: Gertrud K. – CC BY-NC-SA 2.0

Durante la primavera, el viburno de hojas correosas produce anchas cimas planas con pequeñas flores de tono blanco crema. Éstas dan paso en otoño a racimos de bayas rojo brillante que van ennegreciendo mientras maduran hasta entrado el invierno, aunque sin perder su brillo.

Como muchos viburnos perennes, esta especie posee una resistencia limitada contra las bajas temperaturas. En muchas zonas se suele proteger sus raíces con follaje otoñal para ayudarles a soportar mejor el frío del invierno.

En caso de que llegara a helarse, el viburno de hojas correosas puede renacer rápidamente desde la base después de ser sometido a una poda.

Sobre su cultivo, este arbusto ornamental crece con facilidad en suelos medios, enriquecidos con humus y bien drenados. Puede ubicarse a pleno sol o a sombra parcial o total. En cualquier caso, se recomienda que esté protegido del viento fuerte.

Una vez bien establecida, esta planta adquiere una moderada tolerancia a la sequía. Sin embargo, se recomienda mantener el suelo medianamente húmedo para obtener un ejemplar más saludable.

El viburno de hojas correosas puede plantarse aislado, que es cuando mejor pueden apreciarse sus flores blancas, sus bayas y su follaje siempre verde. También puede cultivarse en grupos o mezclado con arbustos de hoja ancha y caduca.

Viburno de hojas correosas (Viburnum rhytidophyllum): Propagación, poda y cuidados

El viburno de hojas correosas puede propagarse fácilmente a través de esquejes semi-leñosos que se plantan durante el verano.

Si a media que crece este arbusto pierde su buena forma o necesita recuperarse después de un invierno muy duro, se aconseja podar al ras. Como se indicó previamente, la planta volverá a brotar con facilidad desde la base.

Si se desea estimular la producción floral, el viburno de hojas correosas puede podarse inmediatamente después de la floración. Esto se debe a que los cogollos de flores se forman en verano para el año siguiente.

Los ejemplares de esta especie no suelen presentar problemas de enfermedades o plagas. Sin embargo, en algunas regiones pueden verse afectados por la mancha de la hoja causada por hongos u otros parásitos.

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS