Riego por aspersión: consejos fundamentales

El riego por aspersión o también llamado riego automático, es una técnica muy productiva sobre todo para el riego de espacios verdes muy amplios y huertas extensas.
Es importante tener en cuenta algunos consejos para que la tecnología que se aplica a este riego sea provechosa y no se convierta en un inconveniente.

Tips para tener en cuenta

  • Los diferentes tipos de plantas no deben regarse de la misma forma, existen algunas más delicadas, sobre todo las de estación o arbustos, que requieren otro tipo de tratamiento.
  • A la hora de ponerlo en funcionamiento es adecuado consultar con algún experto, ya que los rosales y plantines de estación deben ser regados en forma manual. Hay otras plantas que pueden ser regadas por aspersión, pero requieren bajar la frecuencia.
  • Un técnico idóneo debe evaluar la cantidad de agua, la frecuencia de riego y  las diferentes superficies. No todas las zonas deben regarse al mismo tiempo, ni con la misma frecuencia. Esto también es importante tenerlo en cuenta para diferentes estaciones y climas.
  • Controlar la superficie que recorren los aspersores es importante para no mojar elementos del jardín, como muebles que no desean ser mojados.
  • De programar el riego en forma automática, es importante estar de vez en cuando presente en el transcurso del funcionamiento para corroborar su eficacia.
  • El horario ideal para realizar el riego por aspersión es en verano antes de la medianoche y en invierno después de la madrugada.

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Un pensamiento en “Riego por aspersión: consejos fundamentales

Los comentarios están cerrados.