Begonia Elatior, begonia con flor

Las begonias pertenecen a la familia de las Begoniáceas, y el género cuenta con las de 1500 especies diferentes, en su gran mayoría distribuidas por las zonas tropicales de Asia, África y América, aunque también se las encuentra en regiones subtropicales y bosques de montaña con gran altitud.

Según la clasificación de begonias por su flor encontramos a la begonia Glorie de Lorraine, Begonia semperflorens y los híbridos como la Begonia elatior.

Esta última es la más bella y por esa razón es la que mayormente se comercializa en el mercado ornamental, sobre todo en países como Holanda e Inglaterra.

Ciertamente con el transcurso de los años se le han hecho muchas mejoras a nivel genético, por lo que en la actualidad nos encontramos con begonias elatior de flores simples, semidobles y dobles en una amplia gama de colores e incluso combinaciones entre varios tonos.

La floración natural de este tipo de begonias es durante el invierno, pero gracias a técnicas específicas de jardinería, se pueden hallar ejemplares florecidos durante todo el año en los viveros.

Por lo general la begonia elatior se vende como planta de interior, pero tranquilamente se puede colocar en el jardín en una zona iluminada pero sin que le dé el sol de manera directa. Esta condición hace que la floración sea más prolongada y el color de las flores mucho mas intenso.

Begonia elatior, una planta ornamental

Esta variedad de begonia tiene características únicas, un tallo carnoso y velludo, flores de colores llamativos y de gran belleza.

Sus hojas son en un tono de verde  no muy oscuro son perennes y forman un follaje denso, tienen forma redondeada y bordes dentados con nervaduras poco marcadas.

Sus inflorescencias son la parte más atractiva de la begonia elatior, las flores de la planta pueden ser en variados colores que van desde el blanco al amarillo, naranja, rosado, rojo e incluso una combinación de ellos.

Diferenciación sexual

En las begonias femeninas las flores aparecen en el extremo terminal del tallo, tienen los pétalos del mismo tamaño, duran mucho más tiempo y poseen una coloración más pálida.

En las begonias masculinas las flores aparecen a los lados del tallo, son más vistosas y poseen dos pétalos más pequeños que los demás. Duran un poco menos que las femeninas.

begonia elatior
Foto: Pixabay

Cuidados de la Begonia elatior

La begonia es una planta delicada que no soporta el frio ni el encharcamiento, es bastante propensa a enfermedades causadas por hongos, a las plagas como trips, pulgones y ácaros.

Estas singularidades hacen que se deba cuidar mucho de la planta, que el sustrato en donde se encuentre sea poroso, acido (pH entre 4 y 6), y el agua de riego también debe ser ácida (de lluvia o preparada con  1 o 2 cucharadas soperas de vinagre o limón por litro de agua).

El riego es espaciado, una a dos veces por semana en verano y cada 1 a 2 semanas el resto del año.

Cuando comienza la etapa de floración es recomendable abonarla con un fertilizante para plantas ácidas y pulverizarla con Aceite de Neem para combatir pulgones y plagas.

Propagación de Begonia elatior

  • Tubérculos: se puede propagar sembrando el tubérculo de begonia unos tres centímetros bajo la tierra y adicionando un poco de fertilizante.
  • Semillas: se combina la semilla con arena y se la coloca en una bandeja con sustrato humedecido sin cubrir las semillas por completo. Se las debe regar 2 veces por semana y debe moverse el recipiente  a zonas con luz pero no de manera directa.
  • Esquejes: no es fácil propagar la begonia por medio de esquejes pero tampoco una labor imposible, se realiza con una planta adulta a la que se le quita una hoja y se corta el tallo sobrante en donde se encuentra. Posteriormente se deben cortar apenas los nervios principales de la hoja, los que son difíciles de ver, y se la planta en una bandeja con sustrato húmedo.

Fuente: jardinería On, Flores y plantas

Foto: freepik

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS