Plumeria Rubra, arbusto tropical de gran belleza

Plumeria rubra, hermoso ejemplar arbustivo que decora el espacio en donde se encuentre. Esta planta cuenta con hermosas flores de variados colores muy llamativas, por lo que es habitual encontrarla en los jardines.

La plumeria rubra también se conoce como frangipani, franchipán, cacalosúchil, flor de mayo, alhelí y jazmín magno. Originaria del sur de México y varios países de Centroamérica pertenece a la familia de las Apocynaceae.

Descripción

Plumeria rubra es un arbusto de gran porte que suele medir entre 5 a 9 metros (incluso algunos llegan a 25). Tienen hojas caducas, tronco recto, escasa ramificaciones y una copa abierta irregular.

Las hojas son de un color verde brillante y pálido en el envés, están dispuestas en espiral en los ápices de las ramas. Simples, de 15 a 30 cm de largo por entre 4 a 8 cm de ancho, de forma lanceolada o elíptica y margen entero.

Las flores de la Plumeria son hermafroditas y nacen en las panículas de las axilas de las hojas nuevas. Tienen intenso aroma, sépalos verdosos, y pétalos blancos con centro amarillo, aunque en el cultivo pueden ser también amarillas, rosadas, rojizas y purpuras.

El fruto de esta planta se compone por vainas glabras alargadas que contienen gran cantidad de semillas de color pardo oscuro.

Plumeria rubra

Cuidados de la Plumeria

Es un arbusto de gran tamaño que necesita mucha luz solar, mínimo unas 6 horas de sol al día. No suele resistir las heladas ni los fríos muy intensos, por lo que es necesario protegerla en invierno con un manto térmico o algún cobertor que evite que se queme por las bajas temperaturas.

La temperatura óptima para su crecimiento y desarrollo es de los 20 a 25 grados, a resguardo de los vientos, pero puede adaptarse a otros climas siempre que se le brinden cuidados y atenciones necesarias.

Requerimientos hídricos

Durante el verano esta planta requiere de riegos más frecuentes aunque no muy abundantes, lo ideal es que el sustrato esté siempre húmedo, pero no encharcado.

En el invierno el riego ha de espaciarse y sólo regarla cuando la tierra se vea completamente seca.

Plumeria rubra

Sustrato ideal para la plumeria

La tierra en donde se encuentre debe contar con una mezcla de turba con humus de lombriz y fibra de coco, también es útil añadir un poco de vermiculita y perlita para facilitar el drenaje del sustrato.

Poda de la plumeria

Aunque no se poda, es conveniente eliminar las ramas interiores para que penetre la luz, esto ha de hacerse una vez al año durante el invierno para conseguir que la planta tenga la estructura acorde y estimular la floración para la primavera.

Cuidados

La plumeria necesita de un abono con fertilizante mineral cada 15 días durante la primavera y el verano.

Hay que tener cuidado con el exceso de humedad ya que puede pudrir las raíces con extrema facilidad.

La propagación más frecuente es por esquejes que se obtienen a fin del invierno y se ponen a secar para eliminar el látex que produce la planta. Una vez seco se lo quita y se enraíza en arena húmeda.

Fuente: Mdz

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *