» » Venus Atrpamoscas, la reina de las plantas carnívoras

Venus Atrpamoscas, la reina de las plantas carnívoras

2


Ya te contamos sobre las plantas carnívoras, ahora vamos a profundizar sobre los cuidados que requiere la variedad doméstica más común: Dionaea muscipula, más conocida como Venus Atrapamoscas. Aunque es originaria de Carolina del Sur, Estados Unidos, su cultivo se expande hoy por casi todo el mundo, siendo la carnívora más popular. Al contrario de lo que suele creerse, la simplicidad de su cuidado es una de las razones que la hicieron tan popular.

A la Venus le gustan los lugares con semi-sombra, no soporta la luz directa ya que podrían quemarse las trampas. Lo ideal es que le de la luz desde la mañana cuando no quema tanto. Puede ser una planta tanto de interior como de exterior. Le gustan los cambios bruscos de temperatura, por lo que si está dentro de casa, es aconsejable sacarla fuera por la noche. Necesita altas temperaturas en verano, pero frescas en invierno. En invierno necesita temperatura de no más de 10ºC y soporta heladas de -5ºC.  Estas plantas hibernan. Es un tiempo de descanso, cuando la planta detiene su crecimiento y se refugia en el bulbo. Durante la dormencia debe restringirse un poco el riego, fumigarlas y según la temperatura exterior colocarlas dentro de una bolsa plástica en la heladera por 1 o 2 meses.

Venus Atrpamoscas, la reina de las plantas carnívoras

Se riegan por el “método de la bandeja” en lugar de echar el agua desde arriba. Consiste en poner la maceta dentro de un recipiente o plato hondo con agua para que siempre este húmeda. Se les llena el plato 2 cm y cuando ya no se veas agua en él, deja descansar 2 días y vuelve a llenar el plato. No usar nunca agua del grifo, ya que sus minerales pueden matarla. Usa agua de lluvia o destilada, como la que se usa para las baterías del auto. Puedes usar el agua que cae del aire acondicionado, que es destilada. Para juntar agua de lluvia, recógela en bidones o depósitos; tápalos para que no entre la luz y así no proliferarán las algas ni las bacterias. No es necesario agregarle nada y es útil por mucho tiempo.

En cuanto a la alimentación, las mejores son moscas, arañas, hormigas pequeñas, mosquitos y mariposas. La comida es más útil durante las épocas de mayor crecimiento. Si no tienen presas, utilizan sólo el alimento fabricado por la fotosíntesis, como cualquier otra planta, pero crecen más lentamente y producen menos semillas. La boca permanecerá cerrada 1 ó 2 semanas después de la captura. Cuando se abra, retira con una pinza los restos de insecto que queden. Después de 2 ó 3 comidas esa boca morirá. Córtala desde su base para evitar hongos. Con 2 insectos al mes es suficiente.

No se debe jugar a provocar el cierre de las trampas de Dionaea sin insecto dentro. Tampoco les des insectos muy grandes porque posiblemente la hoja morirá. Lo mejor es dejar que atrape sus propias presas, pero si crees que lo necesita puedes darle una.

Importante: nunca abones con fertilizantes. Deja que ellas se alimenten a través de los insectos que capturen o ponles presas.




Articulo por DaniCasavilla | Categorizado en Plantas | 01-02-2011




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , ,


(2) Comentarios

Me encanta esta informacion, sirve para mi plantita…

disculpa siempre e tenido esta duda, que pasa si se le alimenta con carne, nose pollo, puerco, res, o pescado, en cantidades pequeñas menores de los 5 milimetros, pasaria algo??

Deja tu comentario en Venus Atrpamoscas, la reina de las plantas carnívoras