» » Protege tus plantas del frío: macetas y jardines pequeños

Protege tus plantas del frío: macetas y jardines pequeños

2


Ya estamos en otoño y nos vamos encontrando con temperaturas cada vez más bajas. Mientras se acerca el invierno cuando, en algunas partes, las temperaturas llegan a bajo cero, es necesario ir pensando en lo que haremos para proteger a nuestras plantas. Acá te brindamos algunas ideas para mantener a tus plantas sanas, y sea que estén en macetas o en el suelo.

Protege tus plantas del frío: macetas y jardines pequeños

Las especies en recipiente sufren más el frío que las plantadas en el suelo, por eso es necesaria una buena protección. Para proteger las plantas en maceta de las heladas invernales, interpón entre la tierra y el tiesto una hoja de ese plástico con burbujas de aire que se emplea para envolver los objetos frágiles. También puede ser con arpillera, una alfombra vieja, cartones o papel de diario. También puedes cubrir toda la circunferencia por afuera de la maceta con estos materiales. De esta forma actúan como aislante y conservan el calor de la tierra. Además, así también proteges al recipiente mismo, ya que muchas veces pueden resquebrajarse ante los cambios bruscos de temperatura, especialmente los de terracota o cerámica.

Otro riesgo del invierno es el viento, especialmente para las macetas de la terraza o el alféizar, ya que puede derribarlas. Para evitarlo, coloca dos o tres piedras de tamaño considerable sobre el sustrato del recipiente. Además, si introduces el tiesto en otro que tenga la base más ancha que el cuello, conseguirás el mismo propósito, ya que será difícil que se balancee.

Si el frío es extremo o ante la amenaza de heladas, es mejor cubrir toda la planta, especialmente por las noches. Si puedes, ponlas cerca de una pared, formando 2 o 3 filas, con las más altas detrás, instala dos tutores o estacas altos en los recipientes de los extremos y cúbrelos todos con plástico u otro material. Si no es posible ponerlas al lado de una pared, usa dos sillas o caballetes para formar una estructura de sujeción del plástico. En medio de las dos sillas agrupa los tiestos, con el ejemplar más alto en el centro y colocando un tutor alto. En cualquier caso es mejor orientarlas al sur. Encima, el plástico o arpillera. Recuerda destaparlas durante el día para que puedan respirar y evitar el exceso de humedad si las cubriste con plástico o para que les llegue la luz solar si las cubriste con arpillera.

Los arbustos y árboles jóvenes suelen ser sensibles al frío y al viento. Si vives en una zona muy fría, inserta cañas o estacas alrededor del ejemplar y después fija a éstas, con cuerda y grapas jardineras, varias capas de malla, láminas de plástico o algún tejido viejo, como una alfombra. Usa las protecciones desde principios o mediados de otoño, al menos durante las noches, y ya en invierno, todo el día.

Las plantas más delicadas y jóvenes, especialmente si son exóticas y provienen de zonas más templadas, es mejor trasladarlas durante el invierno a un invernadero, cobertizo, garaje, etc.




Articulo por DaniCasavilla | Categorizado en Macetas, Mantemiento Jardin, Plantas | 25-04-2011




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , ,


(2) Comentarios

Cubrí unos árboles pequeños pero la tela no es muy gruesa. Es entretela y TOCAN las hojas porque los envolvi…Además están sobre la vereda de la calle y no puedo poner tutores y hacer carpas… los protege si la tela es fina y toca las hojas?
Gracias. . Guardo respuesta

Hola Fany. No hay problema con que la cubierta que les pusiste toque las hojas,ya que se trata de una tela ligera y no habría riesgos de dañar hojas o ramas. Sin embargo, por tratarse de un material muy fino y permeable te convendría colorar encima de la entretela una cubierta de nylon blanco o transparente que ayude a mantener el calor de la planta Recuerda que esa protección de nylon durante el día. También puedes ayudar a que la tierra también conserve su calor, cubriéndola con mantillo. Saludos y gracias por tu consulta.

Deja tu comentario en Protege tus plantas del frío: macetas y jardines pequeños