» » Cómo montar un estanque para interiores

Cómo montar un estanque para interiores

0


Los estanques constituyen un buen aporte de belleza natural a un espacio verde, pero también pueden lucir sus atractivas características en áreas cubiertas mediante los estanques para interiores, sus versiones de menor tamaño que son fáciles de crear, mantener y pueden adaptarse a las necesidades de cada persona y ambiente.

La principal diferencia entre un estanque de interior y un estanque al aire libre reside en el tamaño y la ubicación. Los primeros pueden ser tan pequeños o tan grandes como el espacio lo permita.

Cómo montar un estanque para interiores

estanque-interiores_1

Foto: Dwell

Un estanque para interiores puede ser prefabricado o hecho por encargo, y también se pueden obtener planos para construirlo. Los estanques prefabricados y los kits adicionales incluyen todo lo necesario y están disponibles en varias formas y tamaños, lo que facilita encontrar el que mejor se adapte a las necesidades de cada uno.

Los estanques de este tipo también se pueden hacer de casi cualquier cosa incluyendo recipientes de goma, recipientes o lavabos plásticos, piscinas para niños pequeños, acuarios de vidrio, etc. También se puede recurrir a las macetas o pailas acuáticas de fibrocemento, que son muy útiles para contener mini-estanques en espacios reducidos como balcones y terrazas.

En todo caso, para ayudar a mantener ocultas las partes del contenedor es conveniente apilar piedras y agregar algunas plantas a lo largo de los bordes del estanque.

Antes de construir estanques para interiores, es necesario determinar cuál será su ubicación. Para ello, debe tenerse en cuenta que, debido a problemas de peso, cualquier estanque de más de 150 litros de capacidad debe instalarse en el nivel más bajo de la casa (planta baja o subsuelo).

Una vez definida su localización, se coloca el recipiente o estanque prefabricado y se apilan piedras limpias a lo largo de los bordes para construir los lados. La fila superior de piedras debe cubrir el borde del contenedor para ayudar a ocultarlo, y se agrega una pequeña bomba sumergible para mantener el agua en movimiento.

A continuación, se comienza a añadir algunas plantas de interior (o plantaa artificiales) a lo largo de los bordes exteriores del estanque. Las opciones populares incluyen lirios y potus. Sin embargo, se puede utilizar casi cualquier planta que goce de ambientes interiores húmedos.

Antes de colocar estas plantas en su lugar, es recomendable enterrarlas en tierra arcillosa o arena. También se pueden colocar plantas en macetas en niveles, con algunas fuera del agua y otras sólo parcialmente inmersas en el medio líquido, lo que se puede lograr mediante el uso de piedras o macetas volteadas para mantener la parte superior del recipiente por encima del agua.

Estanques para interiores: Necesdiades de limpieza e iluminación

Uno de los mayores problemas que plantean los estanques para interiores es su limpieza, de allí que requieran cambios de agua más frecuentes que sus similares exteriores.

mini-estanque

Dependiendo del tamaño del estanque o si éste incluye peces, la limpieza puede hacerse con una frecuencia semanal o quincenal.

Por otro lado, como los estanques para interiores carecen de los beneficios de la luz solar natural, se necesitará agregar más iluminación mediante el uso de lámparas de haluro metálico o fluorescentes.




Articulo por Ruben | Categorizado en Acuaticas | 13-01-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , ,


Deja tu comentario en Cómo montar un estanque para interiores