Jabón potásico casero

El jabón potásico es un excelente recurso ecológico para combatir plagas e insectos que pueden dañar plantas ornamentales y huertas. Es efectivo para eliminar pulgones, araña roja, trips, hongos, cochinillas, oídio, botrytis, entre muchos otros.

Cómo actúa el jabón potásico

Este jabón daña el exoesqueleto de los insectos y les genera la muerte al impedir que respiren, por lo tanto no genera efectos adversos en los humanos,  plantas, medioambiente ni animales.

Además es mucho más suave que los jabones neutros, lo que es favorable ya que no genera posibles daños a la planta en donde se lo aplica.

plagas tomate, foto pixabay

Cómo hacer jabón potásico

Hay dos maneras de producir este insecticida natural, la más habitual es empleando hidróxido de potasio, pero existe otra forma más casera y sencilla, que es la que veremos hoy día.

Materiales necesarios

  • Un recipiente, balde o palangana profunda
  • Bowl de plástico o vidrio, o bien olla que no sea de aluminio.
  • Madera, 3 a 4 kg
  • Limón
  • Patata
  • Aceite vegetal (cualquiera)
  • Microondas o cocina
  • Cuchara de madera
  • Papel para medir pH

Paso a paso

Quemar la madera hasta conseguir la mayor cantidad de ceniza blanca posible, una vez lista se la debe colocar dentro de un balde y agregar un litro de agua. Mezclar y dejar reposar 24 horas.

Pasado este tiempo, es momento de colocar la patata, si flota está listo, de lo contrario hace falta agregar más cenizas y esperar 1 o 2 días más. Esto sirve para medir la concentración de carbonato de potasio en la solución, al haber mayor concentración cambia la densidad del medio líquido.

Una vez lista la mezcla se debe agregar la solución al aceite, para un litro de aceite se añade entre 500 a 1000 ml de solución, aunque lo ideal es agregar de a poco.

Se mezcla de forma enérgica hasta que el aceite tenga una textura cremosa, llegado este punto la preparación  se debe calentar en cocina o microondas.

Si es a fuego directo hay que controlar que no desborde, por lo que  se la debe mezclar constantemente.

En caso de que sea en microondas, se la coloca 30 segundos, se saca revuelve y así sucesivamente hasta que se vuelva mucho más espesa, con una textura semejante al jabón líquido.

Con el papel medidor de pH controlamos que le mezcla presente un pH de entre 10-12, seguidamente se agrega el limón muy lentamente hasta descender a 8-9 de pH. Cuidado con esto que si se agrega mucho limón es posible arruinar la mezcla.

Una vez concluido este último paso, está listo el jabón potásico, hay que guardarlo en recipientes oscuros bien cerrados y emplear cuando sea necesario.

De manera artesanal se obtiene un insecticida ecológico, seguro y efectivo contra las plagas que arruinan el jardín o la huerta.

Si bien son muchos pasos, no deja de ser beneficioso, ya que con esta receta es posible hacer una gran cantidad de jabón potásico a menos de la cuarta parte del valor de mercado de un frasquito pequeño del producto.

Fuente: Ecoagricultor

Foto: Freepik

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS