Cómo limpiar y mantener el césped sintético

El césped artificial ha logrado constituirse en un buen reemplazante del natural, gracias a su sostenibilidad, versatilidad y sobre todo por ser fácil de limpiar y mantener. Sin embargo, siempre será necesario tener en cuenta algunas recomendaciones si se desea que dicho producto mantenga su color y volumen durante mucho tiempo y a pesar de la exposición a los elementos.

La gramilla de origen sintético se caracteriza por no necesitar de la luz solar para crecer y mantenerse sano, no requiere riego (con el consiguiente ahorro en el consumo del agua), se mantiene verde durante todo el año sin importar el clima reinante, y puede adaptarse a cualquier tipo de suelo.

Obviamente, todas estas virtudes son mayores cuando el material seleccionado reúne buenas condiciones de calidad que también inciden en su duración y resistencia. Por eso al momento de comprar una cobertura de césped artificial es recomendable elegir aquél que sea resistente a los rayos UV, lo que evita que sufra daños por la exposición permanente a la luz del sol.

Otro factor que opaca el brillo y color originales es la suciedad originada por el polvo, la basura orgánica (restos de plantas, excrementos y pelos de animales, etc.) que se posan en la superficie, o líquidos derramados que forman manchas en la superficie.

MIRA TAMBIEN  Aspidistra: Cultivo y cuidados de una planta ideal para interiores

Debido a que el césped sintético se encuentra instalado en el exterior, la tierra y el polvo que se depositan sobre y entre los filamentos son el problema de limpieza más común que plantea su uso. Para solucionarlo, se recomienda pasar un cepillo o un rastrillo plástico con frecuencia, lo que ayudará a remover la suciedad y al mismo tiempo permitirá que las fibras del césped regresen a su posición original.

Para completar el trabajo, se puede echar agua con una manguera para remover completamente las partículas que pudieran haber quedado entre los hilos del césped.

Las hojas secas y otros restos de plantas también forman parte de la suciedad que puede quedar en la gramilla artificial. Para retirarlos, se debe humedecer el cepillo o el rastrillo para facilitar su recolección sin estropear la superficie.

Para limpiar el césped sintético de los excrementos de las mascotas, se los recoge y luego se echa agua para asegurarse de que no queden rastros de los mismos entre las fibras.

MIRA TAMBIEN  Más sobre... Qué hacer a mediados de otoño: árboles y plantas de exterior

Para una limpieza más profunda o cuando la suciedad no puede quitarse con los métodos anteriores, se puede limpiar la zona echando sobre la zona una mezcla de vinagre blanco y agua para luego enjuagar con agua sola.

Cuando se derramen líquidos sobre la superficie, es recomendable lavar inmediatamente con agua y jabón para evitar que la mancha se solidifique o acople a las fibras del césped sintético.

Mantenimiento del césped artificial: Tareas más comunes

Para que la gramilla sintética conserve su volumen y aspecto original, es bueno cepillar a contrapelo toda la superficie una vez al mes, lo que ayuda a que las hebras recuperen su posición, además de retirar la basura orgánica y al mismo tiempo redistribuir la arena de sílice que sirve como aislante y lastre del césped.

cesped artificial2

También es conveniente regar mensualmente, no sólo para mantener la limpieza, sino también para devolverle su color y para bajar la temperatura de la superficie, sobre todo durante las épocas más cálidas del año.

Recibe Gratis Nuestros Articulos!

Ruben
Ruben

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *