» » Plantas trepadoras: La Mandevilla boliviensis

Plantas trepadoras: La Mandevilla boliviensis

0


Nativa de una región que va desde Costa Rica hasta Bolivia y Brasil, la Mandevilla boliviensis es una planta trepadora leñosa de alto valor ornamental gracias a su capacidad de alcanzar una gran altura y al elegante aspecto de sus flores, que también se destacan por su perfume.

Los ejemplares de esta especie poseen un tallo leñoso muy ramificado, que en su entorno natural puede llegar a medir 4 metros de altura, mientras que en regiones más septentrionales alcanza los 2 metros. Sus brillantes hojas son de color verde intenso, tienen ápices ahusados y pueden llegar a medir entre 6 y 10 centímetros de longitud.

Plantas trepadoras: La Mandevilla boliviensis

kenpei1

Foto: KENPEI

La floración de la Mandevilla boliviensis tiene lugar  a mediados y finales de la temporada estival, con flores blancas con gargantas de color anaranjado-amarillo que crecen agrupadas de tres a siete en racimos. Son perfumadas y pueden tener una longitud máxima de 5 centímetros.

Cuando se cultivan como planta de interior en macetas, estas trepadoras pueden florecer desde la primavera y hasta el otoño.

La Mandevilla boliviensis puede cultivarse en un invernadero templado o cálido, ubicada en plena luz. En caso de haber sol muy fuerte, es mejor que se encuentre protegido a la sombra.

Las plantas jóvenes se pueden cultivar en macetas para poder ser colocadas en el exterior durante el verano. Generalmente es siempreverde, pero sus hojas pueden caerse si se registra demasiado frío en invierno.

La Mandevilla boliviensis se propaga por semilla sembrada con el calor de la primavera, o con esquejes de madera blanda cortadas a fines de primavera o semi-maduras en verano.

El mejor medio para su crecimiento y desarrollo es una mezcla de tierra fértil, turba y arena gruesa. Dado que es una planta originaria de regiones selváticas tropicales, es importante que el sustrato contenga un buen nivel de humedad, pero evitando los encharcamientos. De allí la necesidad de colocar en el fondo de la maceta una capa de trozos de arcilla para obtener un buen drenaje.

Época de poda de la Mandevilla boliviensis

Como se trata de una planta trepadora moderadamente vigorosa, es conveniente someter a la Mandevilla boliviensis a una poda anual a fines del invierno o a principios de primavera. Esto ayuda a inducir un crecimiento más compacto y promueve la formación de capullos florales en los brotes acortados, además de eliminar aquellos que se encuentren sobrepoblados, enfermos o dañados.

mandevilla boliviensis

Los ejemplares de esta especie son susceptibles de sufrir el ataque de arañas rojas, moscas blancas y cochinillas. Por lo general, no hay enfermedades que puedan afectarlos, siempre y cuando se respeten las condiciones de cultivo adecuadas.




Articulo por Ruben | Categorizado en Plantas | 28-01-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , , , ,


Deja tu comentario en Plantas trepadoras: La Mandevilla boliviensis