» » Lirio de Siberia (Iris sibirica): Características y cultivo

Lirio de Siberia (Iris sibirica): Características y cultivo

0

El lirio de Siberia (Iris sibirica), también conocido como lirio de agua o bandera siberiana, es una especie del género Iris, perenne, herbácea y rizomatosa procedente de Europa y Asia Central (incluyendo Armenia, Azerbaiyán y Siberia), cuyas variedades comerciales se aprovechan para ornamentar jardines en regiones templadas del planeta.

Se trata de una hierba que brota de un rizoma rastrero de aproximadamente 0,9 a 1,2 centímetros de diámetro. Tiene hojas largas y acanaladas, y a veces lucen un tinte rosado en su base, pueden crecer entre los 25 y 28 centímetros de alto por 0,4 a 0,6 centímetros de ancho. Son normalmente más cortas que los tallos en flor. En otoño, el follaje se vuelve amarillo y luego muere en invierno, para volver a emerger en la primavera.

Lirio de Siberia (Iris sibirica): Características y cultivo


Sus flores, que por lo general se muestran durante las estaciones cálidas del año, aparecen en número de 2 a 5 por plante y son de color azul-violeta, azul, y ocasionalmente blanco. Existen cultivares que producen floraciones con tonos lavanda, azul pálido, y blanco teñido con amarillo.

El lirio de Siberia puede ser utilizado en varias posiciones dentro de los jardines, en sitios junto al agua, bordeando piscinas, estanques y arroyos. También es conocida como una especie ideal para un jardín de pantano, bordes de herbáceas, o para la creación de jardines naturales cuando se combina con otras hierbas y plantas perennes.

Es una planta robusta que puede tolerar temperaturas de hasta -20º C. Si es abonado en invierno, este lirio tiene la capacidad de soportar niveles más bajos de frío.

Para un buen crecimiento y desarrollo, el lirio de Siberia debe cultivarse en suelos bien drenados, neutros a ligeramente ácidos (el nivel de pH debe ser superior a 5,6).

Si el suelo tiene un alto contenido de arena o arcilla, se deben incorporar grandes cantidades de material orgánico (como abono o estiércol bien trabajado) al momento de la siembra.

El lirio de Siberia prefiere ubicaciones a pleno sol, pero puede tolerar sombra parcial (con algunas horas de luz solar). En regiones muy calientes y áridas, necesitarán un poco de sombra, así como un riego regular y el acolchado.

Las plantas de esta especie necesitan humedad durante la temporada de crecimiento (en primavera y principios de verano) para crear mejores floraciones. Aunque tolera inundaciones ocasionales, este lirio no suele crecer en aguas estancadas.

Lirio de Siberia (Iris sibirica): Propagación por división y semillas

El lirio de Siberia se propaga por división, siendo el mejor momento a mediados de verano y hasta principios de otoño. Como no les agrada el trastorno de las raíces, sólo deben dividirse cuando el centro del macizo muere. Cuando se preparan las divisiones para trasplantar, es conveniente guardarlas en un balde con agua para evitar que se sequen.

Las nuevas plantas son fáciles de cultivar pero son lentas para formar especímenes productores de flores, pudiendo tomar hasta dos años para ser lo suficientemente grandes como para producir tallos en flor.

El lirio de Siberia también se puede cultivar a partir de semillas, permitiendo que las vainas maduras se sequen en la planta para luego romperlas para recoger las semillas.


Articulo por Ruben | Categorizado en Plantas | 16-05-2017




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , ,


Deja tu comentario en Lirio de Siberia (Iris sibirica): Características y cultivo