» » Cómo mantener tu césped inglés, o raygrass, divino todo el año

Cómo mantener tu césped inglés, o raygrass, divino todo el año

0


El césped inglés es el nombre con que en ciertas regiones se conoce al reygrass perenne, ballico, raigrás, avallico o simplemente pasto inglés, y cuyo nombre científico es Lolium perenne. Se trata de una hierba excesivamente adaptable a suelos y climas diversos, de la familia de las gramíneas, que se emplea como césped ornamental, así como para forraje de ganado. Si bien su mantenimiento no requiere de grandes trucos, sí es bueno saber de qué manera cuidar el césped inglés para que luzca verde y saludable todo el año.

raygrass cultivo

Cómo mantener tu césped inglés, o raygrass, divino todo el año

Verde que te quiero verde: el césped inglés o raigrás perenne germina rápidamente: si se esparcen sus semillas por la tierra arada, no pasará más de una semana que ya se notarán los tiernos brotes cubriendo el rugoso marrón terrestre. Su tiempo vital se renueva cada tres o cuatro años, por lo que en muchos casos su cultivo complementa con otras especies de céspedes, quizás de más lento desarrollo, y no tan fuertes.

Cultivo del césped inglés o raygrass perenne

Ante todo prepara la tierra: limpia bien el terreno de piedras, rastríllalo y procura que quede bien nivelado. Aunque el césped inglés se adapte sin problemas a la mayoría de los suelos, fíjate que en tu caso no sea un suelo demasiado árido. De ser así, enriquécelo con musgo o abono.

Para plantarlo, simplemente esparce las semillas de césped inglés o raygrass por toda el área, cuidando conservar cierta uniformidad en la distribución. Una vez dado este paso, apisona la tierra suavemente. Una herramienta útil para esta labor es el rodillo de jardín. Por último, riega la siembra con agua en forma de sutiles gotas, que no ahoguen e inunden las semillas de césped.

Cuidados básicos del césped inglés

Prácticamente se mantiene solo. Es cierto, el raygrass no es de los más pintorescos céspedes que existen, pero resiste el invierno, y pervive aún en zonas de tránsito frecuente. Entre los cuidados básicos de ésta hierba, podemos mencionar el riego. El riego del césped inglés debe ser abundante en caso de sequías o de mucho calor.

Otro talón de Aquiles de este césped es la falta de sol directo: no esperes que se vea abundante si no le da el sol, cosa que sí toleran otros tipos de céspedes. Cuando cortes el pasto, cuida que el largo resultante no sea inferior a los 4 cm. Cuida también de fertilizar el suelo anualmente: el modo de hacerlo es sencillo, simplemente añade tierra suelta sobre la tierra vieja. En este sentido, fíjate de quitar los tallos de césped inglés que estén marrones, y esparce nuevas semillas para renovar el cultivo.




Articulo por Rocio | Categorizado en Cesped | 04-12-2014




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , ,


Deja tu comentario en Cómo mantener tu césped inglés, o raygrass, divino todo el año