Calathea, cuidados y recomendaciones

La Calathea, también conocida como la planta de las mil hojas es una de las plantas de interior más hermosas que existen. Herbácea perenne originaria de regiones tropicales de América, desde México hasta el norte argentino

Hay más de 250 especies diferentes dentro de la familia calathea, todas ellas con hojas realmente increíbles y llamativas, tanto así que dan ganas de tenerlas a todas.

La especie suele llegar a medir un metro de altura y 50 cm de ancho, sus hojas son grandes, una sola por tallo. Dentro de la familia Calathea, sólo la variedad Crocata es la que florece con mayor facilidad en interiores y lo hace con varas alargadas que dan lugar a una bella flor de color naranja.

Variedades comunes de Calathea

Dentro de la familia calathea las variedades que con mayor frecuencia se pueden encontrar en los viveros son la Calathea mackoyana, Calathea zebrina, Calathea insignis y Calathea crocata.

Cuidados y recomendaciones de la Calathea

Se trata de una planta poco exigente en cuanto a sus cuidados pero que requiere de un cultivo minucioso.

Si se siguen estas recomendaciones a raja tabla es posible preservar la belleza y salud de estas hermosas plantas dentro de la casa por mucho, mucho tiempo. A saber:

Iluminación

Luz moderada y nunca directa: si bien se trata de una planta tropical no soporta la luz del sol directa, ya que en su estado natural crece en un ambiente húmedo con la escasa luz que se filtra a través del denso follaje de los árboles.

Lo ideal entonces es colocarla en un sitio sombreado de la casa, un espacio que recree lo máximo posible el ambiente natural de esta planta.

Riego

Humedad alta pero con precaución: esta planta requiere de un sustrato húmedo constante, pero hay que tener en cuenta que durante el invierno conviene esperar que se seque un poco la tierra entre riego y riego, mientras que en verano la humedad ha de ser otorgada con frecuencia tomando la precaución de quitar siempre el agua excedente que quede en el plato inferior.

Un dato importantísimo es no mojar las hojas nunca.

Abono

La calathea necesita un suelo fértil durante todo el año, por lo que se recomienda aportar a la planta una dosis de abono específico para esta variedad cada mes durante la época de frio, mientras que en verano se ha de repetir cada 15 días.

Humedad ambiente

Esta planta al ser de origen selvático, necesita humedad ambiente, la cual es vital para su desarrollo y preservación. Cuando carece de ella, los bordes de las hojas se tornan marrones.

Durante el invierno ayuda el colocar piedra o grava en un plato, llenarlo e agua y por encima la maceta con la calathea. Mientras que en verano a este sistema hay que sumar el pulverizado de las hojas (a distancia) para mantenerlas hidratadas.

El baño es un espacio propicio para esta planta.

Temperatura

Es una planta que no tolera el frio, por lo que hay que mantenerla entre los 18 a 25 grados, ni más ni menos.

Trasplante

La calathea no soporta los cambios, ni el trasplante ni siquiera que la cambien de lugar. Pero hay veces que el trasplante es una necesidad imperiosa, por lo que cuando la maceta esta colmada de raíces hay que esperar a la primavera para pasarla a un contenedor más grande, de lo contrario es probable que la planta se muera.

La calathea, en cualquiera de sus versiones, es una de las plantas ornamentales d interior que más vale la pena adquirir, por su belleza y llamativos colores como por la versatilidad de su aspecto que la hace quedar estupenda en cualquier ambiente.

Fuente: Verdecora

Foto: Pixabay

RECIBI GRATIS NUESTRAS NOTICIAS