Cómo cultivar frutillas en la huerta de casa

Las frutillas pueden ser una muy buena incorporación en casi toda huerta hogareña, debido a la versatilidad y sencillez de su cultivo, el poco espacio requerido, el nulo uso de productos químicos, la facilidad de su reproducción, y sus exquisitos frutos. 

frutilla_Enouch_Lau

Las plantas de frutilla pueden sembrarse prácticamente en cualquier contenedor, siendo los más usuales los canteros de 3 x 1 metros, en los que pueden colocarse entre 25 y 30 plantines, que son la cantidad necesaria para ofrecer una buena cosecha, aunque una decena de plantas es el número indicado para los principiantes

El primer punto a tener en cuenta para iniciarse en el cultivo de frutillas es la elección del lugar donde se realizará la plantación. Sobre esto hay que tener en cuenta que las frutillas requieren estar en un sitio abierto a pleno sol  durante la mayor parte del día, aunque en aquellos casos en que la exposición a la luz solar es constante y directa se recomienda desplegar una media sombra.

También es importante seleccionar la variedad a cultivar, asesorándose en los viveros locales sobre cuál es la que se encuentra mejor adaptada a las condiciones climáticas del lugar. Asimismo, el hecho de recurrir a los especialistas confiables permite obtener plantas libres de enfermedades, como la devastadora antracnosis.

MIRA TAMBIEN  Margarita africana: Características, cultivo y riego
Frutillas afectadas por la antracnosis.
Frutillas afectadas por la antracnosis.

Es aconsejable elegir las plantas que presenten buen color, sin manchas o marcas sospechosas en su follaje, y preferiblemente sin floración.

Las frutillas necesitan un suelo suelto, medianamente rico y arenoso, que se prepara pasando la azada para eliminar malas hierbas y raíces y desmenuzar los terrones.  Posteriormente, se utiliza el rastrillo para abrir surcos cada 40 centímetros, amontonando la tierra entre medio para formar un tablón.

Una de las técnicas de cultivo más conocidas es la plásticultura, que requiere el corte de tiras de polietileno permeable opaco (si es negro, mejor), con una porosidad de 100 o más micrones, que cubran el ancho del tablón y que tengan el largo del surco. A estas tiras se les realiza perforaciones de unos 4 centímetros de diámetro y separadas por espacios de 20 centímetros, en ambos lados y a unos 15 cm de la línea media.

MIRA TAMBIEN  Naranjo en flor: suelo, riego y propiedades medicinales

Una vez hechos los agujeros, se coloca la membrana sintética sobre los tablones, cubriendo con tierra unos centímetros de cada borde pero sin que se encimen, para que pueda penetrar el agua cuando se riegue el surco.

¿Cuál es la finalidad de esta cobertura? Simplemente la de evitar el crecimiento de malezas, además de servir para que los frutos se apoyen en la membrana y no en la superficie de la tierra, contribuyendo a evitar que se ensucien o pudran, además de facilitar las tareas de recolección.

Las plantas de frutilla se deben enterrar en cada orificio, dejando las raíces bien tapadas y las hojas por encima del polietileno, regándola por el hueco para que la tierra se acomode bien.

floracion_frutilla_Marc_Ryckaert

Se recomienda regar en abundancia los surcos de forma que el agua llegue al nivel de las raíces, teniendo cuidado de no mojar las hojas y las frutas, para prevenir la aparición de hongos, quemaduras, o que esas partes de la planta se pudran.

Ruben
Ruben