» » Níspero japonés: Características y propagación

Níspero japonés: Características y propagación

1

El níspero japonés (Eriobotrya japonica) es un árbol frutal originario del Sudeste de China que inicialmente fue utilizado en Japón como planta ornamental y que luego se expandió a distintas partes del mundo gracias a la exquisitez de sus frutos y a su relativa facilidad de adaptación, por lo que se lo puede ver creciendo naturalmente en lugares tan dispares como Argentina, Pakistán, la cuenca del Mediterráneo, la India, y Hawai.

Se trata de un árbol perennifolio, con copa redondeada, tronco corto y corteza gris y fisurada, que generalmente puede alcanzar los 4 metros de altura, aunque en algunos casos, debido a condiciones ambientales más favorables, puede desarrollarse vigorosamente hasta rondar los 10 metros.

Níspero japonés: Características y propagación

nispero japones 1


Las hojas del níspero japonés se presentan coriáceas, muy largas y grandes, lanceoladas, subsentadas y muy pilosas (aunque luego el pelo se cae), con un margen aserrado. Esta última característica hace que en zonas de mucho viento esos bordes dañen la superficie de los frutos, la que al cicatrizar deja marcas de color marrón.

La floración en esta especie oriental tiene lugar en otoño o a comienzos de la estación invernal, presentándose bajo la forma de panículas de 3 a 10 flores blancas y fragantes con aroma similar al heliotropo, de 2 centímetros de diámetro. A pesar de que brotan en gran cantidad, suele producirse un aclareo natural antes de que cuajen todas.

Los frutos del níspero japonés maduran a fines de invierno o principios de primavera, desarrollándose de un único carpelo, formando un pomo anaranjado y carnoso que puede contener de dos a cuatro semillas grandes.

En cuanto a sus requerimientos climáticos, si bien se trata de una especie moderadamente resistente al frío, puede no producir frutos si se expone a temperaturas inferiores a los 10 grados centígrados. El medio ideal para asegurar una buena producción es aquel en el que impera un clima cálido, con temperaturas medias anuales superiores a los 15 grados centígrados.

El níspero japonés puede cultivarse en distintos tipos de suelo, aunque prefieren aquellos con pocos valores de salinidad, un pH de 6 a 8,y con un buen drenaje. En todo caso es importante evitar la compactación del sustrato, debido a que sus raíces son sensibles a la asfixia.

Debe tenerse en cuenta, además, que los suelos arenosos pueden ayudar a que los frutos maduren más rápido, aunque son de menor tamaño. Por el contrario, los suelos arcillosos contribuyen a aumentar el calibre y retrasan la maduración.

Níspero japonés: Técnicas de propagación

La propagación del níspero japonés puede producirse mediante semillas, aunque los especímenes obtenidos de este modo suelen emplearse como portainjertos, como un medio de garantizar la variedad, cuya semilla debe sembrarse inmediatamente después de extraída la pulpa.

nispero japones 0

Otra técnica de multiplicación de esta especie es por injerto de escudete, yema o púa sobre patrón de semilla o sobre membrillero. En el primer caso, sus raíces tienen una mejor penetración y expansión en el suelo, permitiendo obtener un árbol de gran crecimiento pero con una producción de frutos más lenta.

 


Articulo por Ruben | Categorizado en Frutales | 26-10-2015




Puede Interesarte



Busca en nuestro sitio



, , , , , , ,


(1) Comentarios

me encansta pagina pero hace un tiempo ano puedo ver imagenes de plantas y flores.me gustaria que si lo pueden arreglar-n

Deja tu comentario en Níspero japonés: Características y propagación